El presidente de la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Carlos Heller (Frente de Todos), evaluó hoy que el proyecto que analiza presentar el oficialismo para crear un impuesto sobre el patrimonio de los grandes grupos económicos es «la única salida para generar recursos extraordinarios» que tiene el Estado para afrontar la emergencia sanitaria y mitigar el avance de la pandemia de coronavirus.

El presidente del bloque del Frente de Todos, Maximo Kirchner, pidió estudiar las alternativas impositivas para poder dotar al Estado de recursos adicionales y encomendó esta tarea de redactar una propuesta a una de las principales espadas económicas de esa fuerza, el empresario y contador Heller.

La iniciativa, que se terminará de diseñar en el fin de semana, apunta a crear un impuesto extraordinario sobre el blanqueo de capitales, las ganancias de grandes grupos económicos de bancos, supermercados, laboratorios y compañías de seguros.

Esta idea se contrapone con la propuesta de Juntos por el Cambio de generar nuevos recursos para atender la pandemia con una rebaja del 30 por ciento de los sueldos altos en los tres poderes del Estado.

El presidente Alberto Fernández opinó que el proyecto del Frente de Todos tiene «una lógica mejor» que la rebaja de sueldos, debido a que apunta a que los aportes sean realizados por «los que más han ganado o los que más se beneficiaron con un blanqueo después de defraudar al Estado por no pagar impuestos», en una entrevista realizada ayer con el portal el Cohete a la Luna.

En ese sentido, Heller dijo que se está «trabajando para tener hacia fines de la semana un proyecto que sirva de base para llevar adelante el debate necesario en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, primero, y en el recinto, después».

Además, explicó que la idea es que se «establezca un tributo extraordinario que tenga una asignación específica, es decir, orientado a resolver los problemas emergentes de esta crisis y para ayudar a los sectores más afectados».

Detalló que ese tributo se aplicará al «1 por ciento de la población con altos patrimonios: las grandes corporaciones, los bancos, las grandes compañías de seguros, los grandes laboratorios, las grandes cadenas de supermercados, entre otros».

«En ese universo incluimos a los fondos transparentados a través del último blanqueo», planteó.

Heller detalló que «la única salida es generar recursos extraordinarios» y precisó que si se toma, como ejemplo, «el último blanqueo de 116 mil millones de dólares y se le aplicara una tasa, digamos, del 2 por ciento, estaríamos generando un monto superior al total de los gastos del PAMI durante el año pasado».

«La Argentina pagó el año pasado 12.400 millones de dólares de intereses sólo por la parte de la deuda en dólares. Resolver el tema de la deuda sigue siendo una cuestión fundamental», argumentó.

Subrayó que hoy hay un Estado «sin recursos que recibe demandas como si tuviera recursos infinitos» y que esa distancia «entre lo que le piden que haga y lo que está en condiciones de hacer hay que resolverla generando nuevos ingresos».

«Nadie puede negar que hacen falta más recursos para enfrentar la crisis sanitaria», insistió Heller y precisó: «Se necesitan más camas, más respiradores, más remedios, más comida; para ello es necesario que el Estado cuente con más recursos».

Dijo que son «necesarios más recursos extraordinarios para llegar con auxilio indispensable a los grandes conglomerados de pobreza del país, comenzando por el conurbano».

En ese sentido, Heller se preguntó: «¿Cómo se hace todo esto con un Estado que ya venía debilitado, que recauda menos porque hay menos actividad económica y al que le piden en simultáneo que rebaje impuestos y que aumente los gastos?».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here