Con diferencia de horas, se conocieron dos posiciones abiertamente encontradas sobre la interpretación de la justicia en relación con la situación de Julio De Vido y de Milagro Sala, ambos presos políticos del anterior gobierno encabezado por Mauriucio Macri.

Mientras la Cámara de Casación ordenó la libertad condicional del ex ministro de Infraestructura y Servicios Públicos en la causa de las fotocopias de los «cuadernos«, la presidenta del Supremo Tribunal de Justicia de Jujuy afirmó sin tapujos que no permitirá que Milagro Sala quede en libertad.

Por un lado, Julio De Vido y Roberto Baratta fueron excarcelados después que la Cámara de Casación le ordenara al Tribunal Oral Federal 7, a cargo de la causa de las fotocopias de los cuadernos, que dicte un nuevo fallo sobre la libertad de ambos funcionarios.

El TOF 7 había rechazado la excarcelación pedida por los abogados de ambos acusados pero Casación tuvo en cuenta que De Vido y Baratta llevan, globalmente, más de dos años de prisión y que no está fundamentado ni el peligro de fuga ni de entorpecimiento de una investigación que, por otra parte, el juez instructor Claudio Bonadío ya cerró.

Al anochecer del pasado viernes el TOF 7 otorgó la excarcelación con lo cual De Vido se irá a su chacra en Zárate dado que en la causa conocida como Río Turbio ya le otorgaron la prisión domiciliaria, con tobillera mientras Baratta en cambio recupera la libertad a la brevedad.

Distinta fue la posición de la presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, Clara Lange de Falcone afirmó sin medias tintas que » no vamos a permitir que Milagro Sala quede libre», la dirigente de la agrupación Tupac Amaru quien está a poco de cumplir cuatro años encarcelada en esa provincia.

La jueza del máximo tribunal jujeño anticipó de esta manera la actitud que mantendrá frente a las causas abiertas contra Sala, a pesar de que ninguna de sus condenas están firmes y que en dos casos se trata de cuestiones que excedieron los plazos legales para someterla a juicio.

«Lo digo como ciudadana común» se excusó la jueza para justificar sus expresiones aunque podría ser denunciada por el delito de prevaricato ya que ningún funcionario judicial puede emitir una opinión previa a los fallos en ninguna causa judicial.

Pero así es la manera en que la justicia funciona en Jujuy, provincia que seguirá gobernada por el señor feudal Gerardo Morales, reelecto en las elecciones provinciales realizadas en junio de este año.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here