La jueza de primera instancia del Distrito Sur de Nueva York, Loretta Preska, pospuso este martes a diciembre próximo las presentaciones del Fondo Burford y a enero la defensa por parte de la Argentina respecto de la definición del «foro no conveniente» en el marco del juicio YPF-Petersen, hasta que «haya una idea más clara de qué administración tendrá el poder de hablar por la República».

La jueza Preska presentó hoy una orden inaudita parte (imprevista), en la que indicó: «A la luz de las próximas elecciones en la República Argentina, la Corte aplaza las fechas de información sobre la Moción para destituir por «foro no conveniente» hasta que haya una idea más clara de qué administración tendrá el poder de hablar por la República».

La empresa Petersen Energía, que fue accionista de YPF, perdió sus acciones por la expropiación de la compañía durante el gobierno de Cristina Kirchner y vendió sus derechos de reclamo al fondo de inversión Burford, que exige US$3000 millones por daños.

«En consecuencia, el tiempo de Petersen Energía Inversores y Eton Park capital Management para presentar los documentos de oposición se extiende hasta el 7 de diciembre; y el tiempo para que la República dé respuesta se extiende hasta el 7 de enero de 2020», concluye la resolución tomada ayer por la magistrada.

«Es un mensaje muy duro políticamente hablando», se quejó una fuente oficial, la Argentina «no puede consentir que se confunda Estado con Gobierno», profundizó, y recordó que ya la jueza Preska había rechazado en 2015 la presentación de foro no conveniente realizada por la defensa Argentina bajo la premisa de que no existía seguridad jurídica en el país.  

Los abogados que representan al gobierno argentino en los tribunales de Nueva York argumentan que la expropiación de YPF es un acto soberano que ocurrió en el país, por lo que debe tramitarse en juzgados locales, y habían presentado un pedido para ampliar su posición.

En junio pasado la jueza había rechazado el pedido de que el juicio que se sigue en ese país contra el Estado nacional e YPF por la expropiación de la petrolera estatal se traslade a los tribunales de la Argentina.

El Gobierno de Mauricio Macri intentó desestimar la demanda en Estados Unidos amparado en el argumento de que la expropiación de YPF fue un acto soberano, y, por lo tanto, está amparado por la Ley de Inmunidad Soberana Extranjera.

«El Estado es uno y no puede inmiscuirse el juez en la política argentina», dijo la fuente, la cual agregó que «es una jueza que conoce la situación Argentina porque es quien heredó todos los juicios del juez Griessa». 

La demanda iniciada por el fondo de inversión Burford, que en 2015 adquirió los derechos de litigio de las ex accionistas de YPF Petersen e Eaton Park, acusa a la Argentina de expropiar en 2012 el 51% de las acciones de la petrolera en violación de un estatuto de la compañía que requiere que cualquier oferta de adquisición sea acompañada por una oferta pública.

La estrategia argentina consiste en que el tribunal de Preska «carece de jurisdicción» debido a que las demandas de Petersen Energía Inversora y Petersen Energía «se basan en el estatuto de YPF, una sociedad argentina regida por la ley argentina».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here