El 2018 estuvo marcado por los continuos cierres de PyMEs y el crecimiento de la desocupación producto de la crisis económica. El 2019 no comenzó mucho mejor, luego de pasar un enero signado por el cierre de La Boston en Mar del Plata; la aceitera Cofco en Lanús, y Rabe en Moreno; hace una semana Coca-Cola-Femsa presentó un procedimiento preventivo de crisis (PPC) para la planta Alcorta. Y ahora la fábrica de carrocerías para colectivos más importante de la Argentina, Metalpar, anunció que cerrará sus puertas y dejará en la calle a 600 trabajadores.

El miércoles al mediodía la empresa ubicada en Loma Hermosa, provincia de Buenos Aires, informó que deberá cerrar su planta de producción y que esa medida implicará el despido de operarios, personal de tareas de limpieza, seguridad, comedor y mantenimiento. Aclararon que pagarán las indemnizaciones correspondientes.

La empresa es parte del grupo formado por la metalúrgica chilena Paredes y la brasileña Marcopolo. Allí se producían las carrocerías de los colectivos de línea pero producto del aumento en las tasas de interés que afectaron la renovación de los vehículos, generó una caída en las ventas de Metalpar.

La firma ya había reducido personal en 2018 y eso encendió las alarmas del gremio que pidieron al gobierno de Mauricio Macri, que reactive la economía.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here