El periodista Hugo Alconada Mon, del diario La Nación, ratificó ante el juez platense Ernesto Kreplak que cuando era candidato, el Presidente Macri les pedía a los empresarios el 1% de su patrimonio para financiamiento electoral y les aclaraba que debía ser en negro.
Es lo que cuenta en su libro La raíz de todos los males, donde también detalla distintos métodos de recaudación y algunas de las empresas más entusiastas, entre ellas varias contratistas del Estado, y parte incluidas en la causa de las fotocopias de los cuadernos.
El periodista aseguró también que Macri presionaba a los empresarios con el tiempo al exigirles que “se apuren con el tiempo”, porque “el ticket de entrada va a valer mucho más cuando se acerquen las elecciones”.

 

En el expediente que tramita en el juzgado federal de La Plata, ya hay constancias de que un cuarto de los aportantes de campaña en 2017 que fueron declarados por Cambiemos son personas de bajos recursos cuya identidad fue utilizada para justificar donaciones de origen desconocido. Son 1147 beneficiarios de planes sociales y monotributistas sociales, sobre un total de 4721 aportantes.

Otro hallazgo reciente reveló que en solo dos días –4 y 5 de octubre del año pasado– hubo casi 200 depósitos por los cajeros automáticos de dos sucursales del Banco Nación, una de ellas a metros de la Casa Rosada, de dinero de la campaña bonaerense.  También comenzaron citaciones por esos extraños movimientos.

“Quiero el 1 por ciento de tu patrimonio para financiar mi campaña. Vos sabés que si yo gano, normalizaremos el país y el 99% restante de tu patrimonio va a valer muchísimo más”, es la frase que Alconada Mon le atribuye al presidente Macri, en los tiempos en que “pasaba la gorra” y preparaba su campaña para llegar a la Casa Rosada. También agregaba Macri, según cuenta el periodista, que los aportes no debían ser en blanco.  Aquella campaña, dice el libro, costó 1760 millones de pesos pero que el monto reportado a la Cámara Nacional Electoral fue once veces más bajo.

Documento Judicial

1 Comentario

  1. Un particular pidiendo dinero a otros particulares, sin nada a cambio, más que la promesa de mejorar el país. ¿Dónde está el delito?

    Suerte que Alconada y el “periodismo” pautero no vivieron en 1817. Porque si no San Martín hubiera estado ante un juez español en vez de libertar América…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here