De locos: a Calcaterra lo investigará su sobrina Monkes Calcaterra

Tiene un pasado oscuro. Fue apoderada de Socma y administradora de la Inversora Andina Ibérica SL, incluida en la lista de grandes evasoras. Pero ostenta un cargo pesado en la UIF.

La investigación periodística devenida en causa judicial sobre presuntas coimas en la obra pública y basada en las anotaciones del exchofer de un exfuncionario y entregados por la ex esposa de este, Oscar Centeno, a la prensa; configura una de las burradas jurídicas más destacadas de los últimos años. Desde la falta de la prueba material, que habría sido quemada por el propio autor, hasta los aprietes del fiscal Carlos Stornelli a los empresarios imputados para que se arrepientan. Pero el desaguisado judicial no termina allí. Al Forum Shopping que permitió que la causa quede en manos de Claudio Bonadío,  ahora se le suma otra noticia indecorosa. María Pía Monkes, hija de María Teresa Calcaterra, hermana de Ángel Calcaterra, o “Ángelo” como le dicen en la familia, sería una de las encargadas de investigar a su tío.

TE PUEDE INTERESAR: Cuadernos: Roberto Boico le apuntó a Bonadío en Somos Radio AM530

Sucede –cuenta Guillermo Carlos Delgado Jordan en La Insuperable Noticias que Calcaterra es uno de los hilos más delgados por donde el macrismo se podía cortar si “saltaba algo”. Sin fueros y con empresas del grupo Macri adquiridas en condiciones harto ventajosas, cualquier investigación “seria” al respecto podría echar luz no deseada por el presidente. Por esto es que en mayo de 2016 se publica la Decisión Administrativa 410/2016 firmada por Marcos Peña y  Germán Garavano por la cual se designa transitoriamente a la sobrina del empresario pobre de los Macri, María Pía Monkes Calcaterra para cumplir funciones de Profesional Experta en Gestión de Recursos Humanos de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), organismo con autonomía y autarquía financiera a cargo del análisis, el tratamiento y la transmisión de información a los efectos de prevenir e impedir el Lavado de Activos.

Entonces, esta entidad que investigará a Ángelo, tendrá que dilucidar de dónde salieron los dólares con los cuales Calcaterra supuestamente apoyó a Scioli. También lo hará con todos los millones que figuran en los cuadernos de Centeno. O al menos así se presume. Y será la sobrina Pía y sus compañeros de trabajo en la UIF los encargados de llevar adelante semejante tarea.

Monkes Calcaterra, no solo es familiar de una de las partes investigadas, también tiene un pasado que, en cualquier país serio, impediría que la experta en materia de evasión fiscal y lavado de activos tramite del otro lado del mostrador. La sobrina de Ángelo fue apoderada de Socma, la empresa del Grupo Macri, y administradora de la Inversora Andina Ibérica SL, incluida en la lista de grandes evasoras por parte del gobierno español. También la conocen en República Dominicana, donde se vio envuelta en un escándalo de corrupción.

Es decir, que María Pía no debería ser parte del organismo que investiga delitos como los que ella misma habría cometido en el pasado, sino que además su vínculo familiar con uno de los imputados tendría que excusarla de cualquier participación.

No obstante, en un gobierno donde la militante PRO y no abogada, Laura Alonso encabeza la Oficina Anticorrupción y ostenta el cargo de Secretaria de Ética Pública, Transparencia y Lucha contra la Corrupción, bien puede cualquier evasor, lavador y fugador, formar parte de la Unidad que se ocupa de prevenir esos delitos.

A continuación la designación de la funcionaria de la UIF:

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here