Mauricio Macri, Christine Lagarde y Nicolás Dujovne

El ajuste previsto para el próximo año será mayor de lo esperado. El presidente Mauricio Macri ya le avisó a sus ministros que el recorte será de alrededor de $300.000 millones, una cifra sensiblemente superior a lo estimado en un principio por lo que el esfuerzo que deberán hacer las provincias será de al menos la mitad de esa suma.

TE PUEDE INTERESAR: Excandidato de Cambiemos admitió que “todos los aportes son truchos”

El gobierno acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI), bajar el déficit fiscal a 1,3% y ese será el objetivo a cumplir por tanto, el ajuste será feroz.

Sucede que la disparada de la inflación obliga a erogar más dinero en jubilaciones, Asignación Universal por Hijo (AUH) y planes sociales. El recorte original ascendía a $200 mil millones.

El gobierno central se hará cargo de unos 150 mil millones de pesos, y el resto deberá ser asumido por las provincias. La próxima semana, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, mantendrá encuentros con grupos de gobernadores para definir en qué sectores se podría pasar “la tijera”. Las opciones son diversas: desde una reducción en gastos corrientes, a salud y educación. La baja del dinero destinado a obras es también otra de las variables.

Según los números que maneja el gobierno, la reducción entre este año y el próximo será de $190.000 millones pero como las jubilaciones aumentarán más que la inflación, en el Gobierno determinaron que habrá que aumentar el recorte de gastos, lo que llevará la cifra a 300 mil millones de pesos en un año donde Cambiemos se juega la reelección. Complicada misión en medio de una estancación aplastante.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here