Michetti y otro papelón en el Senado

Los senadores oficialistas negocian a última hora para frenar la ley que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo. El gobierno no quiere que salga tal como la envió diputados y Gabriela Michetti se pone al hombro la maniobra que podría frenar el proyecto.

Desde los sectores que impulsan le legalización del aborto en forma gratuita se cuestiona que la vicepresidenta, contraria al proyecto de ley, está dilatando el debate en el recinto al girar la media sanción a 4 comisiones, una de las cuales no tiene injerencia.

TE PUEDE INTERESAR: El desempleo nuevamente cerca de los dos dígitos: 9,1% en el primer trimestre

Se trata de la comisión de Presupuesto que preside el senador de Cambiemos, Esteban Bullrich, también contrario a la iniciativa. La oposición advirtió que ese giro no se corresponde con lo que ocurrió en Diputados ya que no hay partidas presupuestarias involucradas.

En sintonía con la decisión de la vicepresidenta, senadores de Cambiemos como Silvia Elías de Pérez o Silvia Giacoppo rechazaron en los últimos días la posibilidad de que se de «un tratamiento exprés» a la normativa avalada por Diputados, luego de que los jefes de las bancadas mayoritarias como Pichetto y su par de Cambiemos, Luis Naidenoff, se manifestaron a favor de agilizar el debate.

El presidente del PRO y senador por Misiones, Humberto Schiavoni, se mostró optimista en cuanto a que el Senado aprobará la normativa y reiteró su postura a favor de la ley.

«Vamos a empezar a tratarlo la semana que viene», dijo y estimó que la discusión «llevará por lo menos entre 45-60 días como máximo».

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, uno de los defensores «de las dos vidas» en la Cámara alta, se pronunció, por su parte, a favor de una modificación del proyecto, que consista en que el Estado brinde una atención integral a las mujeres con embarazos no deseados.

Las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, Asuntos Constitucionales y Presupuesto del Senado serán las encargadas de llevar adelante el análisis desde la próxima semana. Estiman que llegará al recinto en dos meses.

El senador nacional de Cambiemos por Jujuy Mario Fiad será el encargado de conducir las audiencias, ya que la comisión de Salud que preside fue designada cabecera, algo que es reprobado por el peronismo, que pretendía que lidere los encuentros Pedro Guastavino, presidente de Justicia y Asuntos Penales.

De la cantidad de comisiones que participarán del debate dependerá la celeridad que se le otorgue al tratamiento en la Cámara, donde 30 senadores ya se pronunciaron en contra, 27 a favor y 15 se mantienen indefinidos.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí