Ricardo Alfonsín
Ricardo Alfonsín, dirigente radical

Tras el fallido del presidente del bloque de diputados del PRO, Nicolás Massot, que sin saber que estaba saliendo al aire, le confió algunas infidencias y reveló cómo piensa realmente en relación al futuro político de la Argentina y en relación a la Unión Cívica Radical, socios estratégicos que con su territorialidad allanó el camino para que un partido vecinal como es el macrismo, llegara a la primera magistratura, el dirigente e hijo de la primer figura de ese centenario partido, Ricardo Alfonsín cruzó al legislador y aclaró los tantos.

“El que gobierna en Argentina es el PRO y nosotros como radicales debemos aclarar que no gobernamos sino que lo hace el PRO, ya que ellos ya han dicho que no es una coalición de gobierno”, le dijo Alfonsín al periodista Fabián Mántaras en Radio Güemes.

En esa línea, agregó: “El radicalismo hemos contribuido a que el PRO llegue al Gobierno con el acuerdo -que conformó Cambiemos en 2015- y por eso tenemos la obligación y el derecho de decirle que se están equivocando con un tema antes de que anuncien las medidas”.

Al igual que en otras oportunidades lo hicieron algunos dirigentes radicales con buena relación con la administración de Mauricio Macri, Alfonsín reclamó que la UCR forme parte de la mesa chica del Gobierno donde se toman las decisiones sobre las distintas políticas públicas.

«Si hubiéramos tenido un poco más de coraje y sido capaces de plantear nuestra manera de ver las cosas podríamos haber corregido algunas decisiones o evitado que se tomen» y continuó, «tenemos que hacer un esfuerzo para que la sociedad distinga entre los radicales que pudiendo hacer algo para evitar que se tomen decisiones equivocadas renunciaron a hacerlo y los que hemos estado señalando que el partido tiene que tener una actitud más activa».

Sobre el futuro del radicalismo, Alfonsín planteó: “La UCR tiene que disponerse a influir en las decisiones dentro de Cambiemos para tratar de evitar que en los últimos dos años haya más problemas para la gente”.

En ese sentido, recordó que durante el congreso partidario realizado en marzo de 2015 en Gualeguaychú, donde se acordó hacer un frente (Cambiemos) junto al PRO, “la dirigencia de la UCR se comprometió a que si se perdía en las PASO, se iba a evitar que se tomaran las decisiones que estaban mal”.

“La conducción del partido tendrá que explicar por qué no hizo lo que dijimos que íbamos a hacer. Tendrán que explicar por qué ahora defienden posturas que hace dos años no defendían”, remató.

El hijo de Raúl Alfonsín agregó: “No veo que haya muchos radicales que se manifiesten en contra”.

Y reflexionó: “Las diferencias con el PRO existieron siempre. En circunstancias normales, la UCR y el PRO deberían competir porque siempre existieron diferencias pero en 2015 la decisión fue integrar -el frente- Cambiemos”.

En una autocrítica, Alfonsín manifestó: “En los últimos dos años, -los radicales- hemos tenido muchas posiciones que deben arrojan muchas dudas a la gente sobre lo que significa la UCR y si no se ha desnaturalizado el partido al apoyar la reforma previsional y apoyando varios DNU, entre otros temas”.

El ex diputado también fue muy crítico con el gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales, por la iniciativa de cobrar a los extranjeros la atención médica en los hospitales públicos.

En un mensaje directo al jefe provincial que tiene presa política a la dirigente social, Milagro Sala, indicó: “A pesar de que está afiliado a la UCR, siempre sus posiciones han estado bastante alejadas de la Unión Cívica Radical porque no tiene mucha conciencia de lo que representa el partido y eso es también culpa nuestra, de los que condujimos la UCR”.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí