Sergio Woyecheszen, coordinador económico de la Fundación DAR

En una entrevista exclusiva de Portal de Noticias, el coordinador económico de la Fundación DAR (Desarrollo Argentino que conduce José Pepe Scioli), Sergio Woyecheszen, explicó en forma acabada los términos que plantean los «lineamientos para el desarrollo económico y productivo» delineado por el equipo técnico del candidato por el FPV, Daniel Scioli, que pondrá en marcha en caso de resultar electo presidente el próximo 22 de noviembre.

Según relató a este medio Woyecheszen «con la Fundación Desarrollo Argentino hace mas de dos años que recorremos la argentina, lo hemos hecho hasta cinco o seis veces, fundamentalmente en el norte del país donde se concentran los mayores desafíos de acá hacia adelante y se ha trabajado en una serie de compromisos que tienen que ver con este salto del crecimiento al desarrollo», del que habla Daniel Scioli.

«la clave es volver a crecer, hacerlo por encima del 4 por ciento y sostenerlo»

productiva-reunion-con-woyecheszen-en-el-ccirr-01«Sabemos que necesitamos una mejora en materia de infraestructura, en la calidad educativa y el sostenimiento de una macroeconomía, que no es otra cosa que la gente tenga dinero y se mantenga la demanda para que las empresas puedan vender sus productos, porque sin mercado interno y buenos salarios, es muy difícil que una industria pueda crecer», sostuvo.

«En términos macroeconómicos, para nosotros la clave es volver a crecer y hacerlo por encima del 4 por ciento y sostenerlo», enfatizó.

Para alcanzar este objetivo, Woyecheszen explicó que «el programa que nosotros delineamos tiene dos ejes claros, coordinar con los 74 sectores de actividad y hemos trabajado con todos y cada uno de ellos. Dentro de estos sectores hay 38 economías regionales con una propuesta concreta de políticas diferenciadas para cada una y las venimos trabajando a lo largo de los últimos años con cada sector de la actividad, junto con los sindicatos y los capítulos que estos sectores tienen en cada provincia, detalló.

«Por ejemplo, si bien la metalmecanica es una sola, no es lo mismo esta actividad en el conturbado bonaerense, que en localidades como Olavarría, Santa Fe o Tucumán, y lo mismo sucede con la electrónica que tienen una característica diferente en Tierra del Fuego que en el continente, que está en tela de juicio por la disponibilidad de divisas», aclaro el economista.

«sin mercado interno y buenos salarios, es muy difícil que LA industria pueda crecer»

Consultado sobre cuál es el espíritu del programa que fue presentado por el actual gobernador bonaerense, Daniel Scioli, en el marco del Consejo de las Américas, Woyecheszen dijo que «el objetivo es muy claro, tiene que quebrar lo que viene tratando de hacer la Argentina hace 70 años, que con marchas y contra marchas -la más fuerte a mediados de los 70 y fundamentalmente en los 90- que es la agregación de valor a las materias primas. Argentina exporta alrededor de un 40 por ciento en bruto, otro 40 con una mínima transformación industrial y apenas el 20 por ciento con alto agregado de valor».

«Luego hay que trabajar en una exportación con mayor contenido tecnológico y fundamentalmente con una política de sustitución de importaciones que hace falta en muchas cadenas». Esto es clave en dos sentidos -explica Woyecheszen- «primero para que en 8 o 10 años no volvamos a tener estos mismos dolores de cabeza, y que tiene que ver con la disponibilidad de divisas para sostener el crecimiento».

En una explicación más acabada, el coordinador económico de DAR explicó que «la economía tienen que crecer al menos un 4 por ciento para lograr crear empleo en términos netos. Pero hay que tener en cuenta que por cada punto que crece la economía, las importaciones crecen 2 puntos. De tal modo, en un escenario de crecimiento a una tasa del 4 por ciento, las importaciones van a crecer 8 puntos». y agregó que «si además esas importaciones tienen un mayor contenido tecnológico que las que exporta Argentina, necesariamente cada 8 o 10 años, quizás 12 si acompañan los precios internacionales de los productos que nosotros exportamos, se vuelve a chocar con esta pared que es la restricción externa o disponibilidad de divisas para sostener el crecimiento».

Por este motivo es necesario ir hacia un programa que permita generar más dólares genuinos, «sea tanto por lo que se exporta, como también por el ahorro que significa lo que se produce localmente y se deja de importar».

Un ejemplo claro en lo que explica el economista se puede ver en el ámbito de la industria automotriz, «en ese sector, en promedio el 25 por ciento de un auto en Argentina tiene partes y piezas nacionales, mientras que el 75 por ciento restante es importado»

De esta manera es imperioso pensar como se logra revertir esa ecuación de tal modo que el aporte local a esa industria crezca en relación a lo que se importa con mayor escala y mayor integración regional.

«Esto se puede lograr -detalla Woyecheszen- avanzando en una complementariedad productiva con Brasil, y para esto Scioli se vino reuniendo tanto con Inacio Lula Da Silva en su momento y con la actual presidenta Dilma Rousseff, dejando de pensar en una producción local de 900 mil autos y pensar en producir junto con nuestro principal socio comercial en una producción de 5 millones de unidades entre ambos países, lograríamos una escala muy fuerte en materia de inversiones de autopartes».

En este sentido se viene trabajando desde la Fundación con la gobernadora electa de Tierra del Fuego, Roxana Bertone, para retomar una agenda de inversiones en materia de electrónica, en particular para la industria automotriz, «de modo que se logre reconvertir un régimen que hoy esta localizado en electrónica para bienes de consumo, como televisores LED o telefonía celular, y pasar a producir partes para automóviles, maquinaria agrícola o para la industria naval».

«Esta reconversión propicia nuevas oportunidades de empleo en la propia provincia de Tierra del fuego y también para las PYMEs del continente», señaló Woyecheszen.

«Estas políticas vienen a resolver los problema que se planteaban anteriormente que son el problema de la disponibilidad de divisas, porque se ahorran dólares dejando de importar los sistemas electrónicos y se aceleran las oportunidades de generar empleos porqué con este mecanismo se crean nuevas pequeñas y medianas empresas», puntualizó.

Durante la charla con este cronista, el economista relató que en el marco de un debate con economistas del PRO, se sostenía que en este elección se rompieron algunos mitos como «la necesidad de decirle al votante las propuestas que tiene cada espacio», dejando entrever que se pueden ganar elecciones con simples enunciados, y en ese sentido, Woyecheszen analizó «lo más curioso de esto es que compiten con enunciados que van cambiando con el pasar de los días, porque por un lado tener a (Federico) Sturzzeneger en Hardvard explicando que no puede decir cuales son sus propuestas porque Duran Barba no lo deja, ya que si tiene que hablar de inflación va a tener que explicar la relación con la emisión monetaria y entonces va a tener que sostener la necesidad de bajar el nivel de emisión lo que deja a la vista que lo que se requiere es un ajuste y desde ese espacio no quieren reconocer que es justamente eso, lo que quieren hacer»

Finalmente, el coordinador de DAR explico que de acá al 22 de noviembre se ponen en juego dos visiones bien claras de país y lo importante es dejar de debatir frases hechas y caer en lugares comunes para ponerse a trabajar en un fuerte programa de cara a lo que viene, si no el 11 de diciembre vamos a estar preguntándole qué hacer a los mismos cinco tipos de siempre». Y agregó, «acá hay un Estado y tiene el rol indelegable de marcar el camino», concluyó

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí