La oposición rechazó de plano la idea del Gobierno en impulsar un acuerdo conjunto para paliar la crisis económica. Con un dólar récord en 317 pesos y el aumento sin freno de la inflación, referentes de Juntos por el Cambio y de otros partidos se mostraron en contra del llamado eventual a consensuar políticas. “Hace dos años y medio que esperamos un plan económico”, sentenció la diputada María Eugenia Vidal.

“El Frente de Todos tiene que hacer un acuerdo entre sus miembros antes de exigirle un acuerdo a la oposición. Hace dos años y medio estamos esperando su plan económico. Esta crisis es el cuarto kirchnerismo”, agregó la exgobernadora.

En la misma línea se expresó Mario Negri. “Urge que el Gobierno ponga un torniquete a la crisis que creó. El país se desangra”, advirtió en su cuenta oficial de Twitter. Y agregó: “Le repito al FdT: dejen de empujarse y de lanzar globos de ensayo. Discutiremos todas las leyes en el Congreso, pero primero tienen que tener un plan de estabilización. JxC no va a cogobernar”.

“Juntos por el Cambio tiene que acompañar a los ciudadanos que están sufriendo este gobierno desastroso, no a los dirigentes oficialistas que generaron esta catástrofe y solo se pelean entre ellos. Que se abracen entre ellos y empiecen a solucionar la crisis”, se quejó la diputada de Juntos Sabrina Ajmechet.

El primero del oficialismo en proponer una instancia de diálogo con la oposición fue el gobernador Axel Kicillof durante un acto en Florencio Varela. Allí el gobernador bonaerense afirmó: “No pido nada más que eso. Nosotros no somos del odio, ni de la agresión ni de la violencia. Vivimos cuatro años de esas desgracias y hoy necesitamos ayuda, también de nuestra oposición”.

Otro que respondió tajante frente a esta idea fue José Luis Espert, de Avanza Libertad. “Si el gobierno me llamara para un acuerdo con la oposición, mi respuesta será “lleven la propuesta al Congreso y ahí se debatirá públicamente el asunto. El Congreso debe ser el único lugar de acuerdo y la discusión debe ser pública y transparente frente a la sociedad”, indicó.

Vale destacar que Juntos por el Cambio sacó un comunicado este martes en el que alertó por «la actitud delictiva y conspirativa de la señora vicepresidente, que no sólo vacía la figura presidencial, sino que también atenta contra el resto de las instituciones”.

En el encuentro, hubo algunas diferencias. Larreta optó por mantener “una actitud prudente” y evitar acciones que generen “falsas expectativas” en la ciudadanía, sobre todo, frente al creciente malestar social por el deterioro de la economía. Mientras que Patricia Bullrich analizó que hay que tener una actitud propositiva y “estar presente frente a un gobierno ausente” para evitar “más daños en la economía”.

Los jefes de JxC coincidieron en que la clase dirigente debe mostrar gestos de “austeridad” frente a la crisis. “La situación económica y social que afecta las condiciones de vida de los sectores más vulnerables tanto como nuestras capacidades productivas meritan que los bloques parlamentarios se abstengan de impulsar o ac

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí