Siempre dispuestos a embarrar la cancha, desde la oposición se subieron a las declaraciones en OFF THE RECORD que distribuyó el ministerio de Desarrollo Productivo que hasta este fin de semana comandaba Matías Kulfas y denunciaron penalmente a funcionarios del Gobierno para que se investigue si efectivamente hubo direccionamiento en en beneficio de Techint para la compra de los caños que serán parte de la obra.

Concretamente, los diputados de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña Waldo Wolff apuntaron a Agustín Gerez, presidente de Integración Energética Argentina S.A. (IEASA) y a quienes intervinieron en la licitación pública.

La denuncia penal es el resultado de la inexplicable operación lanzada por la oficina de Kulfas mediante críticas a funcionarios de la secretaría de Energía que responden a Cristina Kirchner. El sorteo adjudicó el caso al juez Ariel Lijo.

En el texto presentado en Comodoro Py se incluyó también a los funcionarios que intervinieron en la confección de la Licitación Pública 01-2022, bajo la sospecha de que se habrían cometido los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública.

Según consignó hoy Clarín, la denuncia penal pide que el proceso licitatorio sea investigado, en base al contenido del off the record que devino en el pedido de renuncia a Kulfas, y que colocó un manto de sospecha sobre las etapas adjudicadas. «Todas estas expresiones realizadas impúdicamente frente a toda la sociedad argentina indicarían que las especificaciones técnicas contenidas en el pliego licitatorio para la adquisición de tubos para el transporte del gas estarían direccionadas a efectos de favorecer a una empresa en particular, Tenaris Siat SA parte del grupo empresario Techint», se señala en la presentación judicial.

«Si analizamos la licitación a la que hace referencia el ex Ministro Kulfas, llamativamente la única empresa que se presentó y terminó siendo adjudicataria de una licitación multimillonaria fue Tenaris», indica la denuncia de los miembros de Juntos por el Cambio.

Se consignaron además, otras expresiones radiales del ahora ex ministro donde señaló que «la empresa que licita es IEASA, que es una empresa que esta conducida por gente que tiene una relación muy cercana con la vicepresidenta, ahí están establecidas las condiciones. Nosotros hicimos el anuncio de que Argentina vuelve a producir chapa naval: esas chapas perfectamente se pueden usar para hacer gasoductos. Tiene que ver con la manera en que se establece la licitación ̈.

Más allá del ensañamiento de la oposición, que se sube a cualquier operación para poner palos en la rueda, lo cierto es que esto no es otra cosa que el resultado del tiro en el pie que se dio el propio Gobierno en el marco de la puja entre el kirchnerismo y el albertismo. No se explica semejante nivel de torpeza por parte de los funcionarios en un tema tan delicado como la provisión de Energía, que de lograr el autoabastecimiento que proporcionará el gasoducto que transportará el gas de Vaca Muerta y cambiará la estructura de costos, permitiendo dejar de gastar más de 3 mil millones de dólares en la importación del combustible y, en el mejor de los casos, incluso exportar el gas, cuyo precio se disparó en los últimos meses producto de la guerra entre Rusia y Ucrania.

INFORMACIÓN EN DESARROLLO

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí