Foto: Florencia Downes

Senadores nacionales del Frente de Todos presentaron este lunes un proyecto para pagar la deuda con fondos fugados del país, en línea con una idea que lanzó la vicepresidenta Cristina Kirchner en diciembre pasado.

El proyecto fue ingresado a la Cámara alta, con el objetivo de «recuperar dinero de la evasión para pagar la deuda con el FMI».

La iniciativa propone la creación de un «Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI», a través de lograr que «quienes tengan bienes en el exterior que fueron fugados y no están declarados en el fisco, realicen un aporte especial de emergencia».

«Este aporte no representará una nueva carga impositiva para la mayoría de los argentinos y argentinas, ya que solo le corresponderá pagar a quienes tengan bienes en el exterior, estén evadiendo impuestos o lavado de dinero. Los alcanzados por este aporte deberán realizar un aporte del 20% de sus bienes no declarados, que deberá ser abonado en dólares», subrayaron los senadores.

La idea surgió de una propuesta que hizo la vicepresidenta en diciembre pasado y que ahora aparece en momentos en que el Gobierno cerró un acuerdo con el FMI, en medio de duros cruces internos.

«El proyecto anticipa que en el caso de declarar los bienes pasados los seis meses de la entrada en vigencia de la ley la alícuota subirá al 35%. Por otro lado, indica que quienes no se allanen al pago de este aporte corren el riesgo de tener una pena de prisión, tal como lo estipula la ley vigente», enfatizaron.

Los senadores kirchneristas afirmaron al presentar el proyecto que «también alcanzará a quienes hayan hecho un cambio residencial fiscal a otro país cuando el verdadero centro vital de intereses continúa siendo la República Argentina».

«Los senadores proponen también usar la figura del colaborador, que se aplicará a quienes faciliten el hallazgo de bienes no declarados. Podrán colaborar tanto las personas físicas como las entidades bancarias, que serán liberadas de cualquier acuerdo de confidencialidad con el evasor. Los que ayuden a este fin serán premiados con hasta el 30% de lo que se obtenga por la información aportada», indicaron.

Además, señalaron que para poner en vigencia esta figura «se presentará otro proyecto de ley que modifique las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal. Las principales naciones del mundo crearon legislación en este sentido desde principios del siglo para tener un mayor control de las operaciones comerciales o financieras».

«Se propone también que el fiscal no tenga que esperar la autorización de un juez para acceder a esta información y así acelerar los procesos investigativos. Planteamos que así como una justicia que llega tarde no es justicia, un Estado que recibe información financiera o fiscal, en forma tardía, es un estado bobo que no resguarda los bienes jurídicos o los intereses de los argentinos que debe proteger», afirmaron.

Los legisladores remarcaron que «hay 417.507 millones de dólares de argentinos en el exterior y/o fuera del sistema financiero institucionalizado de nuestro país».

«De ellos se encuentran declarados ante la AFIP solo 69.000 millones de dólares, según se desprende del impuesto sobre los bienes personales del año 2020», aseguraron.

«Quienes se beneficiaron con los recursos del FMI, fugaron divisas de la Argentina y no las declararon -acto profundamente lesivo para los contribuyentes de nuestra nación- son los que deben hacer el mayor esfuerzo contributivo y a quienes en definitiva apunta este proyecto de ley para amortizar la deuda con el FMI. Es un acto de estricta justicia distributiva, tributaria e histórica», entienden en el bloque que lidera el formoseño José Mayans.

Y agregaron: «Existen unos 400.000 millones de dólares en el exterior de residentes argentinos y menos de una tercera parte están declarados ante la AFIP. Así lo demuestran los Panamá Paradise y Pandora Paper entre otros informes de organismos públicos privados».

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí