La escalada bélica tras la invasión de Rusia a Ucrania abrió escenarios impensados hace apenas un par de semanas. Con la prohibición de compra de petroleo ruso del presidente norteamericano Joe Biden, Venezuela, el eje del mal, se volvió un posible aliado para los Estados Unidos. Es que Washington ya mantuvo reuniones con Caracas para la compra del oro negro.

La novedad cayó como un baldazo de agua helada para los antichavistas como Eduardo Feinmann, periodista de Radio Mitre y La Nación +.

El conductor independiente no pudo ocultar su disgusto ante el giro de la Casa Blanca y su rostro se transformó al recibir la novedad por parte de un cronista que desde Nueva York le confirmó la información.

«Habló una voz de los demócratas, uno de los senadores que representa incluso a las relaciones internacionales, y criticó duramente. Dijo: ‘no se puede negociar con Maduro. Es un dictador», aseguró el periodista Ronen Suarc desde la Gran Manzana.

Feinmann replicó: «Esperá, esperá, Ronen, esperá. Porque hoy todos los medios de izquierda en la República Argentina se regodeaban con Biden que iba a hablar con Maduro, que iba a comprar el petróleo. Que iba a mandar un enviado a Venezuela para comprar el petróleo… ¿Eso no es verdad?», preguntó el conductor confundido.

Sin embargo, la respuesta terminó de fulminarlo. «Si, es verdad», espeto el cronista para la desgracia del amante del macrismo.

Feinmann se quiso matar
print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí