Russian President Vladimir Putin speaks during his address to the nation at the Kremlin in Moscow on February 21, 2022. - President Vladimir Putin said on February 21, 2022, he would make a decision "today" on recognising the independence of east Ukraine's rebel republics, after Russia's top officials made impassioned speeches in favour of the move. (Photo by Alexey NIKOLSKY / Sputnik / AFP)

El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció hoy que reconoció la independencia de dos provincias separatistas y rusoparlantes del este de Ucrania que son fronterizas con Rusia y que dicen estar bajo asedio del Ejército ucraniano, una decisión que eleva aún más altísimas tensiones con Occidente.

El anuncio llegó en momentos en que Estados Unidos afirma que Rusia planea invadir Ucrania, y podría permitir a Moscú enviar tropas y armas abiertamente a las provincias separatistas de Donetsk y Lugansk para ayudar a las fuerzas locales a resistir una ofensiva del Ejército ucraniano. 

Estados Unidos anunció casi de inmediato sanciones contra las entidades reconocidas por Rusia, llamadas República Popular de Dontesk (RPD) y República Popular de Lugansk (RPL), consistentes en una prohibición de inversiones, comercio y financiamiento por parte de ciudadanos estadounidenses.

La OTAN condenó la decisión y la Unión Europea (UE) prometió sanciones contra Rusia. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, calificó el reconocimiento de «contrario al derecho internacional».

Putin justificó su decisión con un extenso discurso en el que acusó de la crisis a la OTAN y calificó a la alianza, que está liderada por Estados Unidos, de amenaza existencial para Rusia.

En un recorrido por más de un siglo de historia, describió a Ucrania como un Estado de construcción reciente inextricablemente vinculado a Rusia, dijo que heredó tierras rusas y que luego de la caída de la Unión Soviética fue usada por Occidente para contener a su país.

Luego del discurso, Putin firmó decretos de reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas y «acuerdos de amistad y ayuda» con sus líderes, y llamó al Parlamento ruso a aprobar medidas que permitan darles apoyo militar.

El Kremlin dijo que Putin comunicó telefónicamente su decisión a los gobernantes de Francia y Alemania, Emmanuel Macron y Olaf Scholz, quienes se manifestaron «decepcionados», informaron las agencias de noticias rusas Sputnik y Ria Novosti.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló por teléfono con Macron y Scholz para discutir la decisión de Putin, dijo la Casa Blanca.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, convocó a su Consejo de Seguridad y Defensa Nacional.

Desde hace semanas, Estados Unidos dice que Rusia planea invadir Ucrania con decenas de miles de soldados que ha desplegado en la frontera común, pese a la negativa de Moscú, que afirma que las tropas participan de maniobras y que tiene derecho a cualquier movilización dentro de su territorio.

Las tensiones parecieron disminuir la semana pasada cuando Putin anunció un repliegue parcial de las tropas, pero volvieron a crecer desde el jueves por un incremento de las hostilidades entre el Ejército ucraniano y fuerzas de las provincias separatistas, donde se habla ruso.

Más de 14.000 personas han muerto por el conflicto con Donetsk y Lugansk, que se proclamaron independientes en 2014 en rechazo del violento derrocamiento del entonces Gobierno ucraniano, afín a Rusia, por una ola de protestas, y su sustitución por otro antirruso y prooccidental.

Rusia considera que el derrocamiento del anterior Gobierno ucraniano fue un golpe de Estado, y Putin dijo hoy que la revolución de 2014 «no acercó a Ucrania ni a la democracia, ni al progreso» y la convirtió en un país manejado por otros Estados. 

Putin agregó que el Ejército ucraniano está «comandado» por la OTAN y que está «preparando una acción militar» contra Rusia y llevando a cabo una ofensiva contra Lugansk y Donetsk, cuyo fin exigió de «inmediato».

«Considero necesario tomar una decisión largamente esperada: reconocer de inmediato la independencia y la soberanía de la RPD y la RPL», señaló.

Rusia, que apoya las afirmaciones de los separatistas de que el Gobierno ucraniano es una amenaza para ellos, acusa a Ucrania de no querer cumplir un acuerdo para la solución del conflicto firmado en 2015 en Minsk, por el cual debería dar autonomía a las provincias y amnistiar a los rebeldes.

Además, dice que constantes suministros de armas a Ucrania por parte de Estados Unidos y la OTAN la han envalentonado a descartar una solución diplomática al conflicto y optar por una operación de reconquista de las provincias, ubicadas en una región industrial conocida como Donbass.

Estados Unidos y Occidente, por su parte, dicen que la intensificación de las hostilidades en el este de Ucrania de los últimos días podría dar a Rusia un pretexto para lanzar la invasión de la que vienen advirtiendo desde semanas antes del deterioro de la situación en el Donbass.

Putin hizo su anuncio luego de mantener hoy una reunión con el Consejo de Seguridad presidencial ruso durante la cual funcionarios dieron sus argumentos a favor de reconocer a las regiones separatistas.

Ucrania y Occidente han acusado a Rusia de proveer armas y combatientes a los separatistas, pero Rusia lo niega.

Hoy, antes de la reunión de Putin con sus asesores de seguridad, los líderes de Lugansk y Donetsk pidieron al presidente que reconociera su independencia y firmara acuerdos que les permitieran protegerlos de lo que describieron como una ofensiva en curso del Ejército de Ucrania.

El Parlamento ruso aprobó una resolución en ese sentido la semana pasada.

Ucrania ha negado haber lanzado una ofensiva y acusado a Rusia de provocación.

Rusia respondió que Ucrania era responsable del agravamiento de la situación en el Donbass.

Las autoridades separatistas dijeron hoy que al menos cuatro civiles murieron en las últimas 24 horas por bombardeos del Ejército ucraniano. El Ejército ucraniano dijo que dos soldados murieron el fin de semana y otro resultó herido en ataqes de los rebeldes.

También hoy, Rusia dijo que su Ejército mató a cinco «saboteadores» militares ucranianos que se infiltraron en la sureña región rusa de Rostov, que destruyó dos vehículos blindados que usaban y capturó a un soldado ucraniano.

Ucrania negó la información.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí