Si hiciste clic en este artículo es porque vos, como muchos otros, sueñan con emprender su propio negocio y triunfar económicamente. ¡Empezaste bien! Al momento de dar los primeros pasos de tu proyecto, la mejor manera de comenzar es estudiando un poco de qué trata, planear cuidadosamente cada escalón a subir y establecer tus propias expectativas a lograra través del tiempo. 

Una vez establecido el plan a llevar a cabo, lo lógico es pensar en el lugar donde vas a establecer tu tienda, con quienes pretendes hacer negocios en cuanto a los que proveerán tus bienes, entre otros aspectos. Es importante no hacer inversiones impulsivas o pobremente pensadas: una vez estés seguro sobre cada punto al cual alcanzar, verás que emprender tu nuevo negocio será un verdadero éxito.

Hablemos ahora, específicamente, sobre lo que nos compete en esta ocasión. El negocio de mercería es en la actualidad uno de los pocos que ha resurgido con un fuerte “boom”. Teniendo en cuenta la pandemia y cuarentena en el mundo, muchas personas se han inspirado para emprender proyectos nuevos, y la moda y los arreglos de ropa surgieron de forma sorpresiva en la vida de miles.  

Las mercerías son negocios que se especializan en la venta de productos concernientes a los tejidos en general, como la tela, así como también a la costura, la lencería y arreglos de todo tipo. Entre los componentes con los que trabajan se encuentran productos para coser, especializados en estética, repuestos desde botones hasta y cierres y otros del mismo tipo. Por esta razón, la mercería mayorista con la que hacen tratos es esencial para un negocio productivo.

En pocas palabras, son tiendas cuyo último fin es hacer o ayudarte a hacer que tu ropa sea más bella, adornada y arreglada. Las mujeres son, usualmente, quienes se dedican más a estas profesiones y para ello trabajan codo a codo con los mayoristas que más les convengan. Un aspecto muy positivo de las mercerías es que no importa donde estés ubicado: sea en una zona urbana o rural, siempre tendrás clientes que van a necesitarte. Después de todo, ¡la ropa no es nada económica hoy en día, es mejor arreglarla! 

Mercerías: cómo abrir una y qué vender en ella

Lo primero y principal que vas a necesitar para abrir una tienda dedicada a la mercería es un permiso del gobierno, obviamente, y esto se hace después de tener pensado un lugar específico donde planeas abrirla. Para ello deberás averiguar los requisitos para tramitar la licencia de negocio y apertura de tu mercería. Todo eso puede averiguarse mediante la web oficial del gobierno o mediante consultas telefónicas.

Al mismo tiempo puedes hablar con un experto para que estudie, analice y habilite el espacio que has elegido para levantar el negocio. Esto se hace con el único fin de no tener problemas en el futuro cuando algún funcionario venga a revisar el establecimiento para confirmar que está sanitizado y que es seguro.

Por otra parte, es importante tener en cuenta qué productos vas a comercializar, tanto con las tiendas mayoristas como con tus clientes. Debido a esto, es necesario que conozcas algunos de los productos más comunes o “clásicos” que se encuentran en cualquier mercería. Algunos de ellos no hay que detallar, pero otros pueden sonar un poco ajenos. ¡Vamos a verlos!

  • Hilos, cordones, tejidos de variada clase, botones, artística general, cintas elásticas de diferentes tamaños, y otros pequeños bienes.
  • Ropa de adultos: tanto para aspectos formales como fiestas, casamientos, y más, como informales, por ejemplo cordones para mallas de playa, o zapatillas, cierres de jeans o camperas, entre otros. 
  • Ropa para niños y niñas: para ambos tipos de eventos, así también como trajes de baño, gorros, calcetines y mucho más.
  • Quincallería: también llamada “chamarilería”, son artículos basados en la decoración. Actúan como envases creados con metales y aleaciones variadas de ellos. Al mismo tiempo, la quincallería trata también con joyería para adornar, piedras de colores y otro tipo de artículos similares. 
  • Abalorios: se trata de artículos muy pequeños que se utilizan mayormente para la creación de bijouterie, por lo que se trata de productos básicos en cualquier mercería. 

                  ¡Ya tenés todo lo que necesitas para comenzar tu nuevo proyecto, muy buena suerte! 

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí