Como es sabido, luego de las modificaciones incorporadas por la oposición a la Ley Impositiva, el gobierno de Axel Kicillof tuvo que resignar una recaudación cercana a los $10 mil millones «necesarios para pagar la deuda y no desfinanciar a la Provincia».

Sucede que, el cronograma inmediato de vencimientos de este mes supone una alta exigencia financiera ya que, para para evitar el default, el Ejecutivo bonaerense deberá abonar USD 570 millones.

Fuentes gubernamentales confirmaron que el primer mandatario bonaerense avanza en dos frentes simultáneos para asumir los compromisos asumidos con organismos del Estado nacional y con tenedores privados.

Ya en campaña Kicillof anunciaba que en todo su mandato habrá un récord de vencimientos de deuda por unos USD 9 mil millones, 2.700 millones de los cuáles vencen este año. En ese plano, antes del próximo 31 de diciembre.

En ese marco, el gobernador convocó hace dos días a acreedores externos, que tienen acreencias por USD 270 millones y la vez busca una reprogramación de otros papeles, por USD253 millones, que están en poder del Fondo de Garantías de Sustentabilidad de la Anses.

Los títulos que tiene la Anses son en dólares y los colocó la Provincia durante la gestión de María Eugenia Vidal por medio de un mecanismo de suscripción directa. Vencen el 19 de enero.

La obligación con los tenedores privados es de más de USD 250 millones, entre capital e intereses, dinero que, de no haber renegociación, habría que cancelar el 26 de enero.

Desde el Ejecutivo afirman que se trabaja en ambos frentes, pero niegan que, como trascendió, existe algún tipo de aporte financiero extraordinario del gobierno nacional para hacer frente esas negociaciones.

Sin embargo, es verdad que existe un clima de cercanía entre Fernández y Kicillof luego de las conversaciones que se dieron esta semana en medio de los enfrentamientos entre el oficialismo y la oposición por la Ley Impositiva

En rigor, los mandatarios tuvieron un encuentro a solas en la Casa Rosada y luego en una actividad de gestión en San Fernando, donde el Presidente le dijo, en tono afectuoso: «Este chiquito va a ser un gran gobernador«. 

Para resolver esta encrucijada, una de las alternativas que se barajan por estas horas es que la gestión bonaerense reciba por adelantado fondos de coparticipación, como lo otorgó Nación en Río Negro, Chaco, Chubut, Santa Cruz y Tucumán, por $5.650 millones. (Diputados Bonaerenses)

print

4 Comentarios

  1. La deuda que no paga el inútil de Kicillof es de un bono emitido en el 2011 por otro inútil, Scioli. Informen bien, inútiles

  2. Che, minusválidos mentales. La deuda es por vencimiento de bonos emitidos en 2011. Quien gobernaba la provincia en 2011?

    MANGA DE HIJOS DE PUTA. Pesados son los cromosomas que tienen de más.

    Quien escribió esto? Si fue un hombre lo invito a pelear y espero una respuesta en este mismo foro.

  3. Che, minusválidos mentales. La deuda es por vencimiento de bonos emitidos en 2011. Quien gobernaba la provincia en 2011?

    MANGA DE HIJOS DE PUTA. Pesados son los cromosomas que tienen de más.

    Quien escribió esto? Si fue un hombre lo invito a pelear y espero una respuesta en este mismo foro. Hijos de puta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here