La gobernadora María Eugenia Vidal, se llena la boca hablando de cuanto la preocupan los bonaerenses pero estos sienten que la jefa provincial los abandonó a su suerte. Así quedó demostrado en las urnas donde en las PASO del 11 de agosto su oponente Axel Kicillof le sacó 18 puntos de diferencia.

No obstante el resultado electoral, los habitantes de la Provincia parecen no haber quedado conformes. La calle se volvió hostil para Vidal en estos últimos años donde se liquidaron las pymes industriales, no hay comida para los comedores sociales, escasea el trabajo y los jubilados no tiene ni para remedios.

Esta semana Vidal se presentó en público y no le fue bien.«Te queda poco, en diciembre te vas», le gritaron al verla en un café de San Fernando.

También le recordaron que «los jubilados no tienen qué comer» y que «endeudó la provincia de Buenos Aires»; además de calificarla como «hiena» y «sinvergüenza». «Hay que saltar, hay que saltar porque en diciembre se va Vidal», le reservaron como despedida quienes aguardaron en la vereda a que saliera del local para manifestarle su reprobación.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here