Por Ari Lijalad para El Destape

El ex abogado de Marcelo D’Alessio, Rodrigo González, afirmó ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que existió una reunión entre D’Alessio y Elisa Carrió. “Me habló de una reunión con Carrió, me dijo que fue a exponer –no presté mucha atención porque no me interesa- cuestiones de narcotráfico”, sostuvo González en su declaración de ayer en el juzgado.

González contó que a D’Alessio “le pasaba lo mismo cada vez que iba a conocer a algún funcionario o periodista, él se exaltaba, pasó cuando comentó que había ido a ver o tener una entrevista con Carrió”. En esa línea, ahondó en más detalles sobre el contenido del encuentro. “Si iba a ver a Carrió, le contaba las cosas de narcotráfico de la Argentina, y si después no lo llamaba, pasaba de ser la mejor funcionaria de la Argentina a estar rodeada de ineptos. Esto es un caso concreto”, relató González.

El ex abogado de Marcelo D’Alessio reveló un encuentro entre el ex espía y Elisa Carrió. Como respuesta, la diputada nacional lo denunció por enriquecimiento ilícito.

Carrió no negó conocerlo ya que, en La Nación, dijo: «Lo vi una vez en el bloque y ya me pareció delirante. Me parece que es delirante y extorsionador. Estuve cinco minutos con él y no me pareció creíble. Tengo 25 años de operaciones encima». Pero todo indica que fue algo más que eso.

El dato no es menor, ya que cada vez hay más indicios de la relación de Carrió con este escándalo vinculado a las operaciones de inteligencia y espionaje ilegales. Carrió, tal como relató el juez Ramos Padilla, fue la primer persona que hizo público el tema a través de su cuenta de Twitter. Fue el jueves 7 de marzo, cuando publicó: “El Juez Federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien responde a La Cámpora, estaría haciendo una operación para ensuciar al Fiscal Stornelli. Vamos a poner en conocimiento mañana al Juez de la causa”.

Horacio Verbitsky relató que, al ver ese tuit, decidió adelantar la publicación de su nota en El Cohete a la Luna donde reveló la denuncia del empresario agropecuario Pedro Etchebest. Pero los contactos de Carrió con el caso siguieron. Fue la encargada de motorizar la operación para acusar a ex funcionarios kirchneristas que están detenidos en el penal de Ezeiza de ser los armadores de este escándalo. Para esto, utilizó supuestas transcripciones de escuchas ilegales a esos presos, que dijo que le llegaron de forma anónima pero, como informó El Destape, solo pasaron por las manos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), es decir, del Gobierno. Contó para esto con la ayuda de Clarín, que puso en tapa esta jugada de Carrió como primera mención a este escándalo. Para completar el panorama, la propia Carrió denunció hoy a D’Alessio y al ex titular de la AFIP Ricardo Etchegaray.

El ex abogado de D’Alessio también recordó una situación vinculada a Paula Olivetto: “el día que vinimos a este Juzgado -yo todavía como defensor de D’Alessio- él estaba dentro de su camioneta enfrente, me dijo que estaba llamando a Paula Olivetto y que no lo atendía, entre otras manifestaciones de ‘ahora no me atiende nadie’”.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here