La Unión de Trabajadores de la Educación declaró el Estado de Alerta y Movilización ante la resolución n° 4055-2018 del Ministerio de Educación de la Ciudad, en la que se comunica el cierre de 14 escuelas comerciales y el cierre de cursos en los nueve liceos y bachilleratos nocturnos de la jurisdicción.

Este avance brutal contra la escuela pública se suma a las políticas de reducción sistemática del presupuesto educativo y desescolarización que recorre desde los jardines maternales hasta los profesorados e institutos de educación técnica y superior.

Según denunciaron desde el gremio que lidera Eduardo López, «miles de estudiantes serían marginados del derecho a la educación y cientos de docentes perderían su trabajo de no darse marcha atrás con esta Resolución de ajuste educativo».

En el año 2019 no abrirían los primeros años de todas las instituciones mencionadas. Es como cortar un árbol desde la raíz. Se trata del mismo procedimiento que aplicaron en el Jardín del Ramos Mejía al cerrar la inscripción a la sala de Lactario pero aplicado a todas las secundarias nocturnas de la Ciudad. Con igual desprecio por lo público y por la comunidad educativa llevan a cabo los traslados inconsultos del Romero Brest o la Escuela de Cerámica.

«Los gobiernos neoliberales, como el de Macri y el de Larreta, no quieren escuelas abiertas porque no aceptan que la educación sea un derecho. Pretenden convertirla en una mercancía», dispararon en un comunicado.

En ese marco, convocaron a la unidad de familias, estudiantes, docentes y toda la ciudadanía de Buenos Aires para enfrentar el ataque de estos verdaderos destructores de la escuela pública.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here