En un mensaje enviado hoy por el presidente Mauricio Macri a los senadores peronistas, donde les imploró -por el tono dramático que le imprimió a la misiva- que «no voten la ley de tarifas», el mandatario explicó los beneficios del uso de lámparas LED, por sus características en materia de bajo consumo de energía. Según el jefe de Estado, se pueden ahorrar alrededor de 350 pesos en una factura de 800 pesos en promedio.

En ese marcó, Macri instó a los argentinos a pasarse a esa tecnología bajo la promesa que, de esa manera, ahorrarían mucho dinero en sus facturas de luz.

Sin embargo, detrás de la promoción presidencial, junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, se esconde un negocio multimillonario que promete ensanchar los bolsillos de la familia del jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun.

En su mensaje a los argentinos, Macri señaló que «a través sitio www.argentina.gob.ar/cambiaelfoco podrán calcular a partir de hoy el ahorro mensual y anual en la tarifa de electricidad que lograrán con el uso de esas lámparas, que consumen 80 por ciento menos de energía y duran 15 veces más que las comunes».

Durante su exposición, el jefe de Estado detalló que «El Ministerio de Producción trabaja con los fabricantes para que valor de las leds sea aún más barato y pase a incorporarse en los programas de Precios Cuidados y de Ahora 12.

Además, van a trabajar activamente para que los pequeños comercios, hoteles y pymes puedan concientizarse y también se sumen al cambio”, puntualizó el Presidente.

Sucede que uno de los importadoras más importantes de lámparas LED, pertenece al primo segundo del ministro coordinador. Se trata de la empresa General Lighting Systems (GLS), que proveyó buena parte de las luminarias licitadas por los municipios con subsidios de la Nación. La firma es propiedad de Alejandro Jaime Braun Peña, familiar directo del ministro coordinador.

Braun Peña compró la empresa el 27 de marzo del año pasado asociado a la firma Peter Cremer Holding GmbH & Co, con sede en Hamburgo; según consta en las actas de directorio presentadas ante la Inspección General de Justicia (IGJ). La compra se realizó apenas unos meses antes que el gobierno nacional pusiera en marcha un programa oficial de subsidios para reemplazar las luminarias de varios municipios por este tipo de lámparas de bajo consumo.

La firma GLS, figura entre las principales proveedoras de luminarias LED financiadas por el Plan de Alumbrado Eficiente (PLAE), para el cual el Ministerio de Energía ya desembolsó 503 millones de pesosy al cual prevé destinar otros 500 millones en los próximos meses.

La cartera que conduce Juan José Aranguren había especificado a principios de año  que General Lighting Systems (GLS) había provisto el 14% de las luminarias licitadas por los municipios con subsidios de la Nación, aunque aclaró que “no hubo ni hay favoritismo con ninguna empresa en particular” y agregó que “se cumplieron los requisitos técnicos y de calidad en las licitaciones”.

Ahora, con la promoción presidencial de la tecnología LED, los Peña Braun podría amasar sumas multimillonarias meditar el traspaso, a escala nacional, de las lámparas convencionales a la tecnología LED que importa la familia del jefe de Gabinete.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here