La incipiente recuperación del consumo minorista del último trimestre de 2017 no alcanzó para recuperar la caída brutal del consumo en 2016 ni los primeros meses de ese año. El consumo y las ventas minoristas quedaron por debajo en el promedio anual y cerraron un 1% negativo.

La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) dio a conocer su índice mensual, que reveló que las ventas minoristas de los pequeños y medianos comercios crecieron en diciembre 1,1% frente a igual período del año pasado, en la medición a precios constantes.

Es el tercer mes consecutivo que registra una suba interanual, aunque esa recuperación tardía no alcanzó para terminar el año en alza y 2017 cerró con una caída del 1% en las ventas de los comercios pymes.

El dato es resultado de una veintena de rubros, de los cuales todos terminaron a la baja en 2017, tal el caso de sectores importantes como alimentos y bebidas (-0,3%), calzados (-2,5%), marroquinería (-2,9%), indumentaria (-1,9%), electrodomésticos y electrónicos (-1,7%), materiales eléctricos (-1,3%), muebles (1,8%) y juguetes y libreria (-1,5%).

No obstante, el balance de diciembre fue “muy tranquilo pero positivo” para varios rubros, aunque la entidad destacó en su informe que “se está comparando contra diciembre de 2016 cuando las ventas habían caído casi 7%, con lo cual el incremento de los últimos meses del año ayudó pero no alcanzó para recomponer al comercio”.

El asesor de CAME y experto en comercio minorista Damián Di Pace, analizó que “a partir de septiembre se revierte la caída de las ventas minoristas, desacelera en noviembre y vuelve a crecer en diciembre”, un comportamiento dispar que “se dio en un contexto donde hubo subas de servicios que obligó al consumidor a un comportamiento mucho mas racional”.

“Para el primer trimestre de 2018, la tendencia es muy similar con resultados muy fluctuantes -opinó Di Pace en diálogo con la agencia Télam-, porque se trae de arrastre la segunda etapa de ajuste de tarifas, con sueldos aún no alcanzados por paritarias 2018 y el agregado de impuestos con aumentos”.

La referencia del especialista es sobre los aumentos anunciados en telefonía celular y naftas para enero, en tanto que para febrero se anticipan recomposiciones en los boletos de trenes y colectivos, electricidad y gas, lo que “hace que el consumidor vuelva a tener un gasto mas acotado en relación a un ingreso que recibe el impacto de estos aumentos”.

VíaPORTAL DE NOTICIAS
FuenteAGENCIAS DE NOTICIAS
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here