El titular del interbloque Argentina Federal en la Cámara Alta, Miguel Ángel Pichetto, remarcó el apoyo del peronismo dialoguista a los proyectos fiscales del Gobierno y lo justificó en las ventajas que obtuvieron los gobernadores, por eso votaron a favor.

Además, adelantó que el debate por el desafuero de la senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner podría comenzar en marzo y advirtió que no tiene intención en seguir los tiempos del Gobierno, y que en febrero no se daría lugar a la discusión sobre la reforma laboral.

Según advirtió en una entrevista que brindó al centenario diario La Nación, los Senadores tienen la tarea de representar los intereses provinciales, por lo que, «si formamos parte de la discusión y logramos ventajas para nuestras provincias, cómo no íbamos a votar» el paquete de reforma previsional -que al momento de tratarlo indicó que «nos toca la ingrata tarea de votar esta ley», pero que finalmente fue el aval que el gobierno necesitaba para pasarla.

De este modo, defendió el acompañamiento del PJ, cuyos gobernadores negociaron con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y obtuvieron fuertes partidas presupuestarias para obra pública en sus provincias a cambio del voto positivo de sus legisladores.

En entrevista, el senador se adelantó a los debates que vendrán en el futuro y se refirió al pedido de desafuero de Cristina Kirchner, señaló que «un tema así requiere de análisis y de dictamen. Lo haremos en marzo, cuando se constituyan las comisiones (…) El caso Menem (quien tiene una condena pero goza de protección parlamentaria) tiene que ver con una visión de protección de los fueros y de la representación parlamentaria y legítima en términos electorales, que implica la sentencia definitiva y el principio de cosa juzgada». Por lo tanto, adelantó que no cambiará su posición sobre el desafuero de la exPresidenta y votará en contra.

Otro de los debates pendientes para 2018 es el de la reforma laboral, muy resistida por los sindicatos pero que contó con el acuerdo del triunvirato de la CGT. Pichetto había pedido que la central obrera vaya a la Cámara Alta a defender el proyecto, caso contrario, no lo debatirían. Esto no ocurrió y el Senador adelantó que «para febrero no creo que constituyamos la Comisión de Trabajo. No tengo ningún interés en hacerlo. No vamos a jugar con los tiempos del Gobierno. Además, que primero el Gobierno arregle con los sindicatos. No estamos dispuestos a tolerar que se construyan iniciativas que no son defendidas por el propio gobierno».

Consultado por la decisión del Gobierno de cambiar la meta inflacionaria al 15% horas después de que el Senado aprobara el Presupuesto 2018 con un índice del 10%, el líder del peronismo dialoguista analizó que se trató de «un menosprecio al Congreso. También una asunción de que no se puede hacer política económica sólo con el Banco Central o con política financiera. La política económica tiene que ver con la realidad de la calle, con el aumento de los precios, con la inflación».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here