Cerca de 500 trabajadores de los cuerpos artísticos estatales de todo el país se manifestaron en un acto frente al Congreso de la Nación, encabezados por ATE Nacional, para reclamar presupuesto para la cultura, el fin de la precarización, y estabilidad laboral.

Los grupos de ballet clásico y folklórico, las orquestas y los coros realizaron presentaciones en el escenario y en la calle..

La convocatoria conjunta, comienza cuestionando la política oficial: “Los organismos artísticos nacionales, provinciales y municipales de la Argentina, junto a trabajadores y trabajadoras de la Cultura en su conjunto, atravesamos una grave situación de debido al incumplimiento por parte del esto de reclamos de viaja data. Los coros, orquestas, ballets y comedias de todo el país, técnicos artísticos, museólogos, bibliotecarios, archivistas, productores culturales, trabajadores audiovisuales, y administrativos, reclamamos una política cultural que permitan un desarrollo genuino de toda su potencialidad. Vemos con profunda preocupación una política oficial que camina inexorablemente a un intento de vaciamiento de las raíces culturales de nuestro pueblo y el abandono del rol del Estado del abrigo, el fomento la promoción y la producción de la cultura. Este Cambio es el abandono de nuestros valores”.

Natalia Castesana, referente del área cultural de ATE, explicó que “esta actividad la hacemos en el Congreso reclamando mayor presupuesto. Si bien Cultura va a tener un aumento, no alcanza a la inflación proyectada para el año entrante”.

Además, la representante gremial detalló que en 2017 sobre el presupuesto del Ministerio de Cultura de la Nación se informó que “para el mantenimiento de edificios, colección de obras de arte, compras de libros para las bibliotecas populares de todo el país, solamente el 1% del presupuesto fue ejecutado, y crecieron los gastos discrecionales, porque el acceso a la información es pública, pero hay incisos y categorías que aparecen como servicios no personales, sin detalle, y ese ítem aumentó notablemente, entonces no solo pedimos aumento de presupuesto sino mayor transparencia”.

El escenario, montado de frente a la entrada principal del parlamento argentino fue alternando entre las presentaciones musicales y los reclamos de los trabajadores, con presencia de artistas infantiles, y representantes de la cultura de organismos y cuerpos de varias provincias, junto a los dirigentes y representantes gremiales.

“Nuestra Argentina es plurinacional. La sangre originaria pervive y también se funde con la de los hermanos inmigrantes, los de antes y los de ahora. Esa cultura ignorada por el sistema también es reivindicada por los trabajadores y trabajadoras de la cultura estatales, porque consideramos que es deber ineludible del Estado la implementación de políticas culturales populares y democráticas, elemento indispensable para fortalecer la propia identidad y desde allí poder tomar con sentido crítico y espíritu enriquecedor los mejores aportes de la cultura universal”, señala el texto que fue elaborado de manera colectivo por los distintos sectores en conflicto.

Sobre la relación de los trabajadores con las autoridades del Ministerio nacional, Castesana lamentó que “tenemos diálogo, se pueden resolver cuestiones particulares pero no cuestiones de fondo, la argumentación es que no hay plata, pero cuando vamos al análisis del presupuesto encontramos que sí hay plata”.

El documento conjunto finaliza enumerando cada uno de los reclamos que motivan el estado de alerta de los trabajadores y las trabajadoras de la cultura:

Los reclamos

-1 Aumento del presupuesto para la cultura para cumplir con las recomendaciones de la UNESCO (1% del PBI). Transparencia en su utilización.
-2 Aprobación y ampliación de estructuras de cuerpos estables.
-3 Programación sostenida de presentaciones.
-4 Apertura de paritarias sectoriales.
-5 Sedes propias en condiciones edilicias seguras
-6 Restauración y puesta en valor de los edificios de los Mueseos. Conservación del patrimonio de los argentinos.
-7 No al traspaso de programas culturales sin presupuesto.
-8 Estabilidad laboral de todos los trabajadores. Pase a plata permanente.
-9 Designación de artistas que ya ganaron sus concursos
-10 Designación de trabajadores técnicos artísticos y administrativos concursados.

-11 No a la intervención fáctica del Ministerio de Cultura en el INCAA, violatoria de la autarquía del Instituto.
-12 Aumento salarial superior a la inflación.

Luego de la lectura del documento unificado, que fue realizada por varios representantes de los distintos espacios presentes, el acto lo cerró Silvia León, Secretaria de Organización de ATE, quien destacó “la necesidad de pelear por una cultura al servicio de nuestro pueblo. Estas fueron voluntades de juntarnos con un objetivo común, frente a un gobierno que destina solamente para la cultura en el presupuesto del 2018 el 0.037% del PBI”.

La dirigente nacional además valoró el proceso de unificación de los reclamos, de los diferentes sectores de todo el país, que construyeron esta actividad a lo largo de los últimos meses de conflicto de manera conjunta: “este es el lugar que este gobierno, que está achicando los presupuestos, le da a la cultura de nuestro país. En ese Congreso se está debatiendo un presupuesto de ajuste y de achique. Pero las organizaciones populares, artísticas, culturales, gremiales decimos: Basta. Queremos presupuesto para la cultura! La cultura está en riesgo y la vamos a defender entre todos y todas”.

Estuvieron presentes referentes del Consejo Directivo Provincial y Nacional de ATE, encabezados por sus secretarios generales Oscar de Isasi y Hugo Godoy, respectivamente.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here