Macri lo hizo: apretó a los gobernadores y logró frenar el debate por Ganancias

La estrategia del gobierno terminó dando sus frutos. Los gobernadores espantados por los "devastadores efectos" que el Ejecutivo dijo tendría el proyecto opositor en las finanzas provinciales prevaleció y así el presidente logró evitarse el costo político de vetar la ley, si salía aprobada del Senado.

El presidente Mauricio Macri, consiguó el regalo de Navidad, no tener que vetar la modificación de Ganancias.

El oficialismo logró una victoria parcial en la guerra por Ganancias, luego de varias idas y vueltas firmó con los ministros de Economía de 21 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires una declaración conjunta para pedir a los senadores «posponer el tratamiento» de la iniciativa opositora.

La excusa que logró imponer Macri a través de sus negociadores es que se necesita tiempo para «evaluar el efecto sobre las finanzas públicas».

El encuentro se realizó en Balcarce 50 y estuvo liderado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien acordó con los representantes de los distritos «solicitar al Congreso posponer el tratamiento en el recinto del proyecto hasta tanto se pueda evaluar el efecto sobre las finanzas públicas nacionales, provinciales y municipales, sus consecuencia sobre el financiamiento de la obra pública, gastos de funcionamiento y los efectos sobre los servicios esenciales del Estado».

Según el texto firmado, los ministros de Economía provinciales manifestaron en ese período de gracia acordado se evaluará el impacto fiscal de la iniciativa que cuenta con media sanción de Diputados. «Será prudente evaluar la eventual judicialización por la retroactividad y competencia jurisdiccional de algunos de los nuevos impuestos, el impacto sobre el ahorro nacional, los efectos sobre la equidad distributiva, el impacto sobre las economías regionales y la estabilidad tributaria para la atracción de inversiones», apunta el texto.

De esta manera, las provincias rechazaron los gravámenes que propuso la oposición para financiar el costo fiscal de la medida, como la renta financiera, al juego y a la actividad minera.

«Firmamos una declaración pidiendo a los legisladores que se posponga el debate en comisión hasta tanto se puedan medir con alguna precisión cuál va a ser el costo para las provincias», explicó el bonaerense Hernán Lacunza.

«Una ley tan importante no sería prudente aprobarla sin el suficiente debate y sin medir los costos», agregó el ministro de Economía bonaerense en declaraciones a los periodistas de Casa Rosada.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here