Otra mentira de campaña: diputados no tratará este año la modificación del impuesto a las ganancias

Pese a que fue uno de los ejes más importantes en la campaña de Cambiemos, el gobierno vuelve a incumplir, como en casi todo lo prometido en la carrera hacia la rosada, la promesa de eliminar el impuesto al trabajo. La modificación, que se prevé será insuficiente, pasará para el próximo año.

Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación

En la Cámara de Diputados tienen previsto sesionar el miércoles 14 de diciembre, tras un llamado a extraordinarias, para cerrar la discusión de la reforma electoral. No saben qué llegará, aunque dan por cerrado que el proyecto que devolverá el Senado tendrá una aplicación gradual del salto a la boleta electrónica.

A su vez, dan por descartado que la prometida reforma de Ganancias salga este año. Algo que adelantaron ayer a los gobernadores peronistas que se reunieron con el presidente Mauricio Macri en Olivos. Fuentes parlamentarias no descartaron que la reforma de Ganancias que el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, se había comprometido a ingresar antes de que se acabe septiembre entre en los próximas días, casi dos meses más tarde. Podría llegar incluso acompañado de otra reforma, la de la ley de mercado de capitales. Pero será imposible que sean sancionadas en lo que resta del año.

Tras la reunión con mandatarios provinciales, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, indicó que «le hemos comunicado a los gobernadores que antes de fin de año vamos a elevar al Congreso, un proyecto para la reforma del impuesto a las Ganancias, en línea con lo que venimos trabajando y hablando con los gobernadores en los últimos meses».

Sin embargo descartó que la iniciativa se vaya a tratar durante este período de sesiones parlamentarias y dijo que «no van a dar los tiempos».

Sobre todo Ganancias. En Diputados hay cierto resquemor con el Ejecutivo, ya que expuso a los negociadores de Cambiemos en un tema sensible como es Ganancias, reclamado por buena parte de la oposición. En el Congreso rechazan que esa iniciativa esté trabada por las siempre extensas negociaciones con las provincias, sino que creen que las complicaciones están en la propía caja del Estado nacional y que es el equipo económico el que no quiere volcar más recursos al mercado interno, para no profundizar el déficit fiscal. Igualmente, el Presupuesto 2017 tiene previsto un costo fiscal para la futura reforma de Ganancias en torno a los 25.000 millones de pesos.

Otro proyecto que intentaban destrabar era la baja en las comisiones de las tarjetas de crédito. Las pymes reclaman bajar del 3% al 1,5% las comisiones por tarjetas de crédito y llevar a 0% las comisiones por compras con tarjeta de débito, pero el fuerte lobby de los bancos privados es el que tiene este expediente congelado. El Gobierno buscaba un punto de acuerdo: 2% para crédito y 1% para débitos. Hasta ayer, la cosa venía muy complicada y algunos lo daban prácticamente caído.

Macri llamará a sesiones extraordinarias para agotar el temario parlamentario de este año. En la Cámara baja esperan sesionar sólo una vez en el transcurso de diciembre, para tratar la reforma electoral que viene empantanada en el Senado, y el proyecto para modificar la legislación de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART), que impulsa no sólo el Poder Ejecutivo y el empresariado sino que cuenta con el aval de los gobernadores. El Senado discutiría, para la misma fecha, los proyectos que hoy tendrán media sanción en Diputados: el de desarme y el de protección de víctimas de delitos, parte del paquete de seguridad que promociona Sergio Massa, la ley de emprendedores y la obligatoriedad de la sala de 3 en los jardines de infantes.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here