El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó que desde el Gobierno confían en la decisión de la Corte Suprema sobre el aumento de las tarifas de luz y de gas y pidió que el diputado Julio De Vido «participe del debate» del martes en la Cámara baja, al que concurrirá el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

A días de que se conozca el fallo del máximo tribunal sobre el incremento de las tarifas, actualmente frenado por la Justicia, Peña aseguró que «ha habido antecedentes» sobre fallos de la Corte a favor de que el Ejecutivo aplique aumentos.


«La discusión es cómo transitamos estos meses que son complejos, que son duros. Son meses en los que aprieta el bolsillo, el salario»


En este sentido, recordó «en un fallo, (Raúl) Zaffaronni y (Elena) Highton de Nolasco dijeron que ni el Poder Judicial ni el Poder Legislativo podían opinar en lo que es el precio de las tarifas».

«Hay antecedentes. Confiamos en el Poder Judicial pero somos respetuosos de la autonomía. En pocos días parecería que puede haber una novedad».

El funcionario dijo que hay que «desdramatizar» las críticas a los «errores» del Gobierno porque «en una democracia es normal que haya debate y discusión».

Al respecto, advirtió que «errores siempre se pueden cometer», repasó una serie de problemas que tuvo que enfrentar el Gobierno desde que asumió y remarcó que «el tema de tarifas era el más complicado».

«Cada vez que hubo un planteo de aumentos hubo alguna discusión judicial, una discusión política porque se fue destruyendo el sistema energético a través de la demagogia, la corrupción y la mentira porque eso se pagaba con la inflación», enfatizó.

Sobre la presencia de Aranguren en el Congreso, destacó que le parece «un debate muy bueno, muy sano» y expresó que «ojalá De Vido, que preside la Comisión de Energía, participe del debate».

El funcionario consideró que «el camino que se está recorriendo es difícil» porque «siempre es poco simpática esa discusión», pero valoró que «es muy bueno discutir con argumentos: ver qué sistema energético recibió el kirchnerimo y cuál entregó, y qué medidas estamos tomando nosotros y para qué».

Sobre la marcha atrás del Gobierno por una audiencia pública, uno de los argumentos que antepuso la Justicia para frenar los aumentos, Peña afirmó que «la resolución» del Ejecutivo es «esperar el fallo de la Corte».

«La audiencia de RTI (Revisión Tarifaria Integral), que es la de transporte y distribución, es un proceso largo, no se convoca de un día para el otro. Eso de inicio, cuando fue la definición del aumento en abril, se definió que se va a hacer en octubre, que es la que consideramos que requiere la ley», sentenció.

Al respecto, explicó que «la otra discusión es sobre el otro componente de la tarifa que es el precio del gas, que depende de la producción, del precio internacional», pero remarcó que desde el Gobierno consideran que «por lo que fue el aumento que se hizo hasta ahora, no corresponde» hacer esta última audiencia. También se mostró optimista sobre el escenario económico, al afirmar que «hay un consenso de que el año próximo la Argentina va a crecer y de que la inflación a ir bajando, y ayer hubo un dato muy importante», ya que se conoció que la inflación de julio fue del 2 por ciento.

«La discusión es cómo transitamos estos meses que son complejos, que son duros. Son meses en los que aprieta el bolsillo, el salario», pero aseguró que en los próximos meses se va a ver «una reactivación del consumo».

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí