El presidente Mauricio Macri durante la entrevista que brindó al portal BuzzFeed

La versión en español de BuzzFeed fue el medio elegido por Mauricio Macri para brindar su primera entrevista en vivo a través de la red social Facebook. En ese marco, la periodista mexicana Karla Zabludovsky bajó algunas de las preguntas que realizaron los lectores pero tuva una lograda tarea a la hora de las repreguntas. Luego de un ping pong light, llegaron las principales definiciones donde el presidente argentino, tuvo expresiones poco felices que despertaron la ira de los activistas en Derechos Humanos y la sociedad en general.

El Presidente se refirió al terrorismo de Estado como “guerra sucia” y llamó “desquiciada” a Hebe de Bonafini. También relativizó a los detenidos-desaparecidos durante la dictadura más genocida que conoció este país al afirmar que “no tengo idea si fueron nueve mil o treinta mil, si son los que están anotados en un muro o son muchos más” Los organismos de derechos humanos advirtieron sobre el retroceso en políticas de memoria, verdad y justicia y contestaron las afirmaciones de Macri.

Las frases provocaron la respuesta de los organismos de derechos sociales y de dirigentes políticos, que destacaron que Macri mostró “un despreció por el tema”, alertaron sobre un retroceso en las investigaciones sobre los crímenes de lesa humanidad y advirtieron acerca de un objetivo no declarado del Gobierno para cambiar el paradigma sobre lo ocurrido en la década del 70 y acercarse a la teoría de los dos demonios.


“no tengo idea si fueron nueve mil o treinta mil, si son los que están anotados en un muro o son muchos más”


En referencia a los Juicios de lesa humanidad, el jefe de Estado sostuvo que «No es que no apoye. Tengo el secretario de Derechos Humanos que vela permanentemente porque se respeten los del pasado, presente y futuro. Yo no puedo interferir. No creo en la forma en que se condujo el gobierno anterior. El Poder Judicial tiene una tarea y el Poder Ejecutivo, otra. No presiono ni amenazo a los jueces. Todo lo que tiene que ver con esclarecer la verdad es una prioridad. Pero la mayor prioridad es trabajar en los derechos humanos del siglo XXI. Trabajo, educación, un buen transporte público…».

El fragmento quizá mas reaccionario en que avanzó Macri tuvo que ver con la cuestión de los desaparecidos: «Es importante saber qué pasó… Esa horrible tragedia que fue esa guerra sucia. Las víctimas tienen derecho a saber qué pasó con sus familiares. No pasa por un número. Es algo horrible que pasó y tuvimos que ponerlo arriba de la mesa. Duele reconocer las cosas, pero es lo que te hace crecer. No tengo idea de si fueron 30 mil desaparecidos, no voy a entrar en ese debate».

En esa misma línea se refirió a la fundadora de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini a quien calificó de desquiciada. «Está imputada en hechos de corrupción grave. Para mí esta desquiciada, por eso no le contesto hace rato. Dice barbaridades fuera de lugar hace ya varios años».

Además, el presidente se manifestó en contra del aborto, un tema que distintas organizaciones vienen intentando instalar para ser debatido en el marco de la sociedad. En este sentido el mandatario insistió en que «No me parece violencia de género oponerse. Tengo una concepción de que la vida es algo tan único y maravilloso, que aunque lleguen circunstancias no pensadas, tiene que primar esa alegría. Igual pienso que eso se debate en el Congreso y yo, expresando mi convicción, siempre les he dado libertad de conciencia a los legisladores». (El aborto clandestino) sabemos que es dramático porque sabemos lo que sucede a partir de eso. Ninguna mujer quiere pasar por ese momento. Entiendo todo eso, pero digo que respeten mi visión. La vida es algo único. Es lo que yo siento y no invalida que otras personas piensen de manera diferente».

Otros temas como la elección presidencial en los Estados Unidos, donde se manifestó en favor de la candidata demócrata, Hillary Clinton y la pobreza en Argnetina, también fueron parte de la entrevista.

Y como no podía ser de otra manera, Macri aprovechó -al igual que en todas las oportunidades que se le presentan- para fustigar a la expresidenta, Cristina Fernández de Kirchner: «Es la ex presidenta, que siempre ha sido controvertida, su estilo de conducción personalista al igual que su marido llevó a un conflicto con los medios de comunicación, con buena parte de la ciudadanía, con el mundo. Chocó, generó rechazo y yo creo en una forma distinta de hacer política. Mi eje no es Cristina, sino convencer a los argentinos de que sí se puede».

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here