Dirigentes de Apyme junto al senador Nacional, Roberto Basualdo

La comisión de Economías Regionales, que preside el senador Roberto Basualdo, se reunió con dirigentes de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), para debatir la alarmante situación que atraviesan las pequeñas empresas. En el encuentro expuso el presidente de la entidad, Eduardo Fernández y otros dirigentes de distintas delegaciones del país. Estuvieron presentes, además, las senadoras Silvina García Larraburu y Sandra Giménez.

“Todos los que estamos aquí coincidimos en que hay que buscar una solución y que hay que ponerle el pecho a la bala. Hemos recibido todo tipo de opiniones. Las Pymes siempre tienen que ser escuchadas”, señaló Basualdo y agregó: “el anuncio del presidente de la semana pasada ha sido positivo, principalmente en materia fiscal”.


“en cinco meses de gobierno, las pymes no fueron tenidas en cuenta por las políticas del Poder Ejecutivo Nacional”


Por su parte, Fernández, indicó que “este cuadro de situación no se produce por un problema de la dinámica productiva o por el desempeño individual de las empresas afectadas, sino que es consecuencia de un conjunto de políticas que privilegian a los grandes exportadores y al sistema financiero por sobre el conjunto de los actores económicos”.

El dirigente enumeró una serie de medidas que APYME propone para afrontar la emergencia. Entre ellas, una urgente revisión del cuadro tarifario de luz y gas bajo un criterio progresivo de segmentación. También se destacó que debe resolverse el ahogo fiscal de las Mipymes, los problemas de accesibilidad al crédito y la alarmante entrada de productos importados que se producen en el país.

Consultado por los productores sobre la suba de tarifas, Basualdo afirmó: “el año pasado se gastaban 11 mil millones de dólares en subsidios, si los seguimos gastando hoy es únicamente con emisión, y emisión para gastos corrientes significa inflación y la inflación es lo que más castiga a las Pymes. El presupuesto es como una sábana corta, o subsidiás las tarifas de energía o emitís dinero para gasto corriente”.

Eduardo Fernández manifestó la importancia de la convocatoria a las Pymes por parte de senadores y diputados, ya que “en cinco meses de gobierno no fueron tenidas en cuenta por las políticas del Poder Ejecutivo Nacional”.

“Se empezó a discutir la situación de las Pymes a partir del planteo de la emergencia ocupacional -observó el dirigente-  pero nosotros no vamos a actuar en contra de los trabajadores sino en conjunto, porque las Pymes dependen de que haya empleo para que funcione el mercado interno y los trabajadores tienen en las Pymes sus principales fuentes laborales.  No se puede esperar al segundo semestre, miles de empresas quedarán en el camino”, advirtió Fernández.

Expusieron también como representantes de APYME Juan José Sisca (Rosario); Enrique Tarditi (Mendoza); Emilio Katz, Julián Moreno y  Julio Jardel (Delegación Buenos Aires) y el gerente general de la entidad, Roberto Ratti Merchante.

Los dirigentes relataron aspectos acuciantes de la realidad sectorial en diversos lugares del país, resaltando el carácter imperioso de las medidas a adoptar a fin de impedir el cierre de unidades productivas y la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Coincidieron en el diagnóstico las senadoras nacionales Sandra Giménez, de Misiones, y Silvina García Larraburu, de Río Negro, quienes describieron situaciones de apremio para las Pymes de las economías regionales y abogaron por una rápida reacción del Congreso y del Poder Ejecutivo para revertir  la gravedad del cuadro.

Se acordó que la entidad continuará trabajando junto con los legisladores para elaborar una propuesta concreta que contemple las necesidades inmediatas del sector en la coyuntura. Más adelante se avanzará en una ley integral Mipyme.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here