Diego Bossio, Bloque Justicialista

El macrismo decidió convocar a los legisladores de la oposición a una reunión urgente en Diputados para este lunes por la mañana, con el objetivo de intentar encaminar la sesión por los holdouts tras la resolución del tribunal de los Estados Unidos que dejó en suspenso la decisión del juez Thomas Griesa. Lo hace para intentar salvar la sesión de este martes, que parecía encauzada y ahora ofrece un escenario completamente incierto.

Según trascendió, Sergio Massa decidió no participar de la convocatoria, prevista para hoy a las 9 en el despacho de presidencia de la Cámara Baja que ocupa el macrista Emilio Monzó.

Desde el entorno del líder del Frente Renovador hablan de “fastidio” ante las idas y vueltas del oficialismo con este tema. Massa considera que la reunión de mañana es poco seria y pretende una discusión más amplia y fundada sobre los riesgos que abre el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que ordenó a Griesa mantener los embargos sobre la Argentina, hasta que analice el acuerdo alcanzado con por el equipo de Prat Gay con los holdouts.

Sergio Massa, fastidiado por las idas y vueltas del oficialismo, ordenó a sus diputados no ir a la reunión que convocó Monzó para este lunes a la mañana.

Massa sin embargo está dispuesto a ir al recinto si se mantiene la sesión el martes, pero no quiere anticipar si votará o rechazará el acuerdo con los buitres.

En tanto, Diego Bossio que lidera el bloque justicialista de una veintena de diputados, asistirá esta mañana a la reunión convocada por Monzó. Desde su entorno aseguraron a que el ex titular de la Anses planteará suspender la fecha del 14 de abril fijada por Griesa para concretar el pago y avanzar solo con la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano.

Bossio exigirá esperar hasta que la Cámara de Apelaciones confirme el acuerdo celebrado por la Argentina y ratificado por Griesa. «No podemos votar un acuerdo que no sabemos si después la Cámara de Apelaciones lo deja sin efecto o lo traba», explicaron las fuentes.

Tanto en el bloque de Bossio como en el de Massa, consideran grave y bastante improvisado que si se llegó a un acuerdo con los fondos buitres para pagarle la fortuna de 10 mil millones de dólares, no se haya acordado también que levanten las apelaciones, como la que este viernes concedió la Cámara de Nueva York. «Está todo en el aire», agregó la fuente consultada.

«Queremos informarles que esto no es un tema grave, sino un tema procesal. Queremos seguir adelante con la estrategia», intentó traquilizar hoy el presidente de la comisión de Finanzas, el macrista Eduardo Amadeo.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí