Los frenes gremiales aceptaron ña oferta del María Eugenia Vidal, pero hay sectores que no apoyaron el acuerdo.

El Frente Gremial docente de la provincia de Buenos Aires aceptó la oferta salarial de María Eugenia Vidal, sin embargo existen dos problemas para garantizar el inicio de clases este lunes: harán paro los auxiliares y porteros afiliados a ATE y los disidentes de Suteba, con presencia en los distritos más grandes, como La Matanza y Tigre.

Los representantes de estas ciudades, vinculadas a partidos de izquierda, votaron en contra de aceptar la oferta de Vidal en el plenario que hizo el Sindicato liderado por Roberto Baradel.

Como esa votación se define por delegados de distritos, no influye que los díscolos sean de las ciudades más grandes. Pero sí puede hacerse sentir en la cantidad de chicos que se queden sin clases.

“Combativos ​rechazamos las migajas que nos quiere dar Macri y Vidal a los docentes mientras destinan 15 mil millones de dólares a los fondos buitres”, denunció Natalia González, de Suteba La Matanza.

Baradel ya había oficializado que Suteba, oficialmente, avalaba el aumento, aunque condicionado a la dinámica inflacionaria.

“Luego de una consulta realizada en 135 distritos y de un gran debate de la docencia bonaerense es aceptada la propuesta salarial que será condicionada a luna cláusula de monitoreo de la inflación”, anunció.

“A los padres de los pibes, compañeros trabajadores que bancan junto a los maestros la escuela pública todos los días, les decimos que los docentes realizamos un gran esfuerzo para que el lunes comiencen las clases”, sostuvo Baradel.

La oferta contempla un aumento salarial del orden de los 34,6 por ciento, con un sueldo inicial de 7.904 pesos en febrero, que llegaría a 8.846 pesos en marzo y a 9801 pesos en julio.

En tanto, Mirta Petrocini, secretaria general de la FEB, el otro gremio fuerte de la provincia, que reunió a sus delegados en La Plata y pronto anunció que sus docentes irían a las aulas.

“En términos generales se acepta la propuesta por mayoría, pero esa aceptación es condicionada a que las paritarias queden abiertas”, dijo Petrocini.

Vidal celebró la aceptación formal de su propuesta, durante una breve conferencia brindada junto a los ministros de Trabajo, Marcelo Villegas; de Educación, Alejandro Finocchiaro; y de Hacienda, Hernán Lacunza.

“Después de muchos años de conflicto, pudimos mostrar desde el 16 de diciembre del año pasado, con la primera convocatoria que hicimos al gremio docente, que se puede trabajar en conjunto para lograr nuestra principal tarea, que las personas que viven en Buenos Aires tengan la tranquilidad de que las clases van a empezar”, enfatizó.

Ignoró que en muchos distritos del conurbano no irán los docentes pero habló del paro de ATE, que involucra a la mayoría de los auxiliares de los colegios.

Sin ellos, muchas escuelas podrían no abrir (el Gobierno puede encomendarle esa tarea a las directoras) y, lo que es seguro, no habrá quien las limpie.

“Hubo reuniones y conversaciones, y hoy van a tener una reunión los ministros de de Trabajo y el de Hacienda con ATE y vamos a trabajar hasta último momento para evitar el paro”, fue la escueta respuesta de Vidal.

La gobernadora ignoró a los gremios estatales, a quienes les realizaron dos ofertas mínimas, que los sindicalistas consideraron “una provocación”.

ATE, siempre el más duro, convocó a un paro el lunes, que también afectará a los hospitales, donde hay muchos enfermeros y médicos afiliados a esa central obrera.

FuenteAgencias de Noticias
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here