El presidente Mauricio Macri será recibido el 27 febrero por el papa Francisco en el Vaticano, según confirmaron esta mañana fuentes oficiales en la Casa Rosada.

La audiencia entre el jefe de Estado y el pontífice argentino se llevará a cabo a las 10.30 hora local en la Santa Sede.

El Papa ya había recibido al entonces jefe de Gobierno porteño en un encuentro privado al inicio de su papado. Macri, su esposa, Juliana Awada y su hija Antonia participaron luego de la ceremonia de asunción.

Mucho se especuló con la posibilidad de que el jefe de Estado viajase al Vaticano con el propósito de mantener su primer encuentro con el Sumo Pontífice cuando viajó a Suiza para participar en el Foro Económico de Davos.

En ese momento, Macri subrayó que el encuentro con el Santo Padre “se producirá dentro de poco tiempo” y acotó que “no vamos ahora, pero iremos en las próximas semanas a visitarlo”.

El último encuentro privado del Papa Francisco con Macri fue el 19 de setiembre de 2013 en el Vaticano, cuando ejercía el cargo de jefe de Gobierno porteño.

En declaraciones a medios periodísticos extranjeros en Davos, el Presidente confió que “la verdad es que hay muy buena relación, lo conozco hace muchos años, él era obispo y yo alcalde” de la ciudad de Buenos Aires.

El presidente Macri llamó por teléfono al Pontífice el 17 de diciembre pasado con el objeto de saludarlo por su cumpleaños 79.

Asimismo, trascendió que Macri y Francisco intercambiaron algunas esquelas en los últimos tiempos, pese a que el Sumo Pontífice no se comunicó con el presidente para felicitarlo tras el triunfo en el balotaje del 22 de noviembre.

También se especuló mucho sobre que Francisco había mandado a la asunción de Macri un Nuncio de un país limítrofe, cuando se esperaba que podría salirse del protocolo tratándose de Argentina.

Cuando Macri fue jefe de gobierno porteño se habrían producido dos roces con el entonces arzobispo de Buenos Aires: cuando el gobierno de la Ciudad no apeló un fallo de una jueza que permitía el casamiento igualitario, antes de la sanción de la ley, y por la difusión por parte de la Ciudad de un protocolo de aborto no punible que no provocó buena impresión en el Episcopado.

El último encuentro privado del Papa Francisco con Macri fue el 19 de setiembre de 2013 en el Vaticano, cuando ejercía el cargo de jefe de Gobierno porteño, donde concurrió acompañado de su esposa Juliana Awada y su hija menor Antonia.

Al término del encuentro, el entonces jefe de Gobierno porteño destacó la tarea que «está cumpliendo el Sumo Pontífice al servicio de la paz y en contra de la guerra”, y comentó que mantuvo con el Santo Padre un “diálogo muy fructífero” en el que Francisco “expresó todo el cariño y el amor que siente por el país y por la Ciudad de Buenos Aires”.

“Siento un honor inmenso por todo lo que significa el papa Francisco como líder espiritual y por los esfuerzos que está haciendo al servicio de la paz y en contra de la guerra”, señaló Macri, y añadió que «el Papa Francisco es un luchador y una esperanza de paz para el mundo”.

El entonces jefe de Gobierno obsequió al Sumo Pontífice un cuadro con una foto en la que se ve a Bergoglio plantando un olivo en la Plaza de Mayo en el año 2000, cuando todavía se desempeñaba como arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí