Elisa Carrió

Elisa Carrió volvió a marcar distancia del gobierno del presidente Mauricio Macri y presentó hoy un nuevo amparo para impedir la asunción del ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en la Auditoria General de la Nación (AGN). «No es idóneo para el cargo y no cumple con la Constitución porque tiene procesos judiciales pendientes», argumentó «Lilita» en el escrito que llevó a la Justicia con el diputado Fernando Sánchez.

Ayer, a través de Twitter, la líder de Cambiemos había rechazado de manera categórica el visto bueno del PRO para que Echegaray asuma. Esa habilitación se dio porque tanto la vicepresidente y titular del Senado, Gabriela Michetti, como el presidente de Diputados, Emilio Monzó, firmaron un documento avalándolo con la condición de que si era procesado en alguna causa judicial debía dar un paso al costado.

«Hubiera sido más ecuánime y menos arbitrario haberlo designado al Gordo Valor o a Barreda, antes que a Echegaray», sentenció y agregó: «Con Mauricio Macri tengo una excelente relación, pero todo #Cambiemos sabía y sabe que nunca voy a ser cómplice». Acto seguido aclaró: «Para los que dicen que estoy afuera les digo que soy diputada de la Nación y estoy trabajando».

Carrió y Sánchez reclamaron ante el Fuero Contencioso Administrativo Federal que se «declare la nulidad de la Resolución Conjunta del H. Congreso de la Nación» que lo designa, por lo que solicitaron que se habilite la feria judicial para tratar su pedido de una medida cautelar.

«Ricardo Echegaray no solo no es idóneo por haber violado el secreto fiscal, por haber promovido la vulneración de la garantías deldebido proceso penal en las causas penales que se utilizaron contra Carrió, y por haber vulnerado los derechos políticos y las inmunidades parlamentarias de la ciudadana que ejerce el cargo de diputada de la nación. Sino que además, no cumple con los requisitos establecidos en el art. 85 por la Constitución Nacional para ser elegido miembro de la Auditoria General de la Nación, en tanto el mismo cuenta con procesos judiciales pendientes», esgrimieron.

También sostuvieron que «se encuentra abierta una causa contra el Sr. Ricardo Echegaray por enriquecimiento ilícito que tramita por ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 12».

Ante la posibilidad de que Echegaray ya haya asumido en su cargo, los diputados de la CC-ARI pidieron que «se dicte una medida cautelar en los términos de los artículos 230 y concordantes del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación» con el fin de suspender la designación de Echegaray en la AGN y, luego, «notificar al Colegio de Auditores de la AGN, para que se abstengan de otorgar actos que requieran la actuación del nombrado como Presidente del organismo, hasta que se resuelva el fondo del asunto en el presente amparo».

En el escrito se señala que la impugnación previa, que Carrió había presentado a las autoridades del Congreso, se basaba en que Echegaray es investigado por la Justicia en, al menos, tres causas. Una de ellas que toca personalmente a la diputada, que asegura que el exfuncionario K estuvo detrás de una «persecución política contra ella» que fue reproducida en los emdios del empresario oficialista Sergio Szpolski.

Se refiere a una serie de notas publicadas en los medios del Grupo 23 en las que se habló de un supuesto enriquecimiento ilícito de la diputada tras la compra de un terreno en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz. Carrupo señala haber sido «víctima de una operación mediática e ilegal de la que el Sr. Echegaray fue un actor central, y donde intervinieron grupos de medios afines al gobierno de ese entonces y la propia agencia de prensa estatal».

«Por tal motivo, señalé que la Auditoría General de la Nación, como organismo de asistencia técnica del Congreso, no puede estar integrada por personas acusadas de haber vulnerado los privilegios parlamentarios de ningún miembro del poder del Estado del cual dependen y al cual deben asistir», completó.

El 23 de diciembre pasado, Carrió ya había ampliado la impugnación contra Echegaray en virtud de la causa «Ciccone», en la cual el fiscal federal Jorge Di Lello solicitó la declaración indagatoria de Ricardo Echegaray, en la causa que lleva adelante juez Ariel Lijo.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí