Se cumplen 10 años del histórico pronunciamiento en la IV Cumbre de Presidentes de las Américas, llevada a cabo el 4 y 5 de noviembre de 2005 en Mar del Plata.

Eduardo Fernández, presidente de APYME
Eduardo Fernández, presidente de APYME

Allí, por una decidida acción del presidente Néstor Kirchner y el brasileño Lula Da Silva, junto con el uruguayo Tabaré Vázquez, el paraguayo Nicanor Duarte Frutos y el apoyo del venezolano Hugo Chávez, se  logró frenar la avanzada de Estados Unidos de crear en nuestra región un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

En apoyo de las posiciones de los presidentes se realizaba la Cumbre de los Pueblos en repudio de la presencia del presidente Bush y rechazo de su proyecto neocolonial.

APYME alertó en esos días que el ALCA constituirá la creación de un espacio al servicio de las transnacionales norteamericanas y de sus socios locales, que lesionará aún más a los sectores productivos nacionales, en especial a las pequeñas y medianas empresas, degradará los ingresos y las condiciones de trabajo y acentuará las desigualdades entre países con distinto grado de desarrollo, estableciendo así una división del trabajo en la que los más atrasados operan simplemente como proveedores de recursos naturales y mano de obra barata (…)”

El desarrollo nacional y los tratados como el ALCA, en cualquiera de sus formatos, son incompatibles

El NO al ALCA fue un logro gestado durante años de persistente lucha de los pueblos en toda la región, protagonizada por diversas entidades en los planos nacional y continental, entre las que participó activamente APYME, junto con el IMFC y organizaciones políticas, de los trabajadores, estudiantiles, religiosas y de los derechos humanos.

En noviembre 2003 se realizó una Consulta Popular en la que se sumaron más de 2.300.000 firmas en contra de anexión continental.

Sobre esta base de acciones colectivas y de resistencia al neoliberalismo fueron surgiendo en la región los nuevos liderazgos políticos sin los cuales habría sido muy difícil lograr el extraordinario hecho político que hoy se conmemora y abrió las puertas para la constitución de espacios como el Mercosur Social y Productivo, la Unasur y la Celac, que dieron nuevo impulso a la esperanza de una verdadera integración.

Hoy el rechazo al ALCA está más vigente que nunca ante la ofensiva para que vuelvan a predominar en América Latina gobiernos proclives a la aplicación de medidas a favor de las grandes corporaciones y los especuladores globales. Una versión actualizada del ALCA  es la Alianza del Pacífico.

Desde APYME estamos llamando, junto con la totalidad de los sectores del empresariado nacional y las Pymes, a reflexionar y expresarse ante el Balotaje para que el próximo presidente de los argentinos sea aquel que se propone explícitamente continuar impulsando y profundizar políticas de protección de la industria nacional y las Pymes, resguardo del mercado interno, exportaciones con valor agregado e integración regional productiva y social.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí