El8 de septiembre venció el plazo legal para que las diferentes fuerzas políticas que participaron en las elecciones primarias del 9 de agosto rindieran cuentas de sus gastos de campaña.

De la Sota, que compitió y perdió en la interna de UNA (Unidos por una Nueva Alternativa) ante Massa, informó a la Cámara Nacional Electoral (CNE) gastos por 10.200.000 de pesos, de los cuales casi la mitad, 4.920.000 de pesos, correspondía a aportes privados.

Lo curioso es que en el detalle que De la Sota le entregó a la Cámara, en vez de figurar cada uno de los aportantes privados con todos sus datos, figura un único donante, identificado sólo como “NN” y cuyo DNI y CUIT no fueron informados.

Se esperaba que luego de vencido el plazo, De la Sota entregara la documentación faltante, pero ya pasó un mes y eso no sucedió, por lo que podría ser pasible de una investigación judicial por parte ya no de la justicia electoral sino de la justicia ordinaria, en este caso, federal.

La ley de Financiamiento establece ciertas prohibiciones en cuanto al financiamiento de campaña. Entre ellas, determina que las agrupaciones “no podrán aceptar o recibir, directa o indirectamente, contribuciones o donaciones anónimas”, y subraya que “no podrá imponerse a las contribuciones o donaciones el cargo de no divulgación de la identidad del contribuyente o donante”.

Ayer, la CNE dio a conocer el informe final de rendición de gastos, compilado en planillas Excel. Todas las fuerzas políticas cumplieron con esa obligación, menos De la Sota, que sigue asegurando que un NN le aportó casi 5 millones de pesos a su campaña.

Según fuentes de la CNE, luego de una evaluación que sus auditores deben hacer sobre los datos declarados por los partidos políticos y alianzas, será la jueza María Servini de Cubría, con competencia electoral en Capital Federal, la que se expida sobre el comportamiento de De la Sota.

El 22 de septiembre, la responsable financiera de la campaña de De la Sota, María Cecilia Ibáñez, le dijo al diario La Voz del Interior que el informe “todavía está incompleto” y que esperaban terminarlo “en 10 o 15 días”.

Por su parte, De la Sota, el 25 de septiembre, había desmentido la información inicial que ahora se confirma por parte de la CNE.

“Ya está totalmente desmentida esa información, el que repita es simplemente por maledicencia: no hay aportantes anónimos, todo se deposita en cuentas habilitadas por la Cámara Nacional Electoral. Fue una equivocación en la interpretación de un periodista que tomó un solo formulario. Siempre estuvo claro”, había aseverado el primer mandatario cordobés.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí