El jefe de Gabinete y candidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria (FPV), Aníbal Fernández, sostuvo hoy que la validez de los comicios realizados el 23 de agosto último “ya está decidida” y sentenció que «el tema está terminado» por los miembros de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, que dio como resultado el triunfo del candidato del FPV, Juan Manzur, sobre el del Acuerdo para el Bicentenario (AB), José Cano, por 11,7 puntos porcentuales de diferencia.
“No hay vuelta de hoja» y “el tema está terminado”, subrayó el jefe de ministros en su habitual encuentro con periodistas al ingresar a la Casa de Gobierno, tras ser consultado sobre el voto unánime de los miembros del alto tribunal provincial, que revocó el fallo que habían dictado la semana pasada los jueces de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, que dispuso la nulidad de los comicios y ordenaba una nueva votación.
Sobre el fallo de los miembros del alto tribunal tucumano, Fernández indicó que “no hay nadie que quiera cargar sobre sus espaldas con semejante burrada, como la que significaba el fallo del Contencioso» que había anulado los comicios del pasado 23 de agosto, por las denuncias de irregularidades.
Reiteró que «el tema está terminado, no hay vuelta de hoja. Van a ir seguramente con alguna apelación, pero no tiene ningún sentido, porque nadie va a aceptar este desaguisado tan enorme; tengo mis serias dudas que la Corte Suprema de la Nación acepte el caso».
Explicó que los miembros de la Cámara en lo Contencioso Administrativo “no tienen jurisdicción y se metieron en un tema que no les compete; un despropósito sin sentido”, y recordó las “barbaridades” como que “la Junta Electoral permitió hechos irregulares por parte de electores ignorantes que tienen que ser cuidados por electores inteligentes”.
Añadió, como ejemplo de los comentarios que se hicieron en términos descalificadores, que “los ciudadanos de bajos recursos padecen de una baja capacidad propia de su vulnerabilidad y ausencia de valores, y la conspiración se basa en que estos frágiles y ausentes de valores tienen que ser tutelados por personas con mayor fortaleza y valores cívicos y lisa y llanamente habla del voto calificado y el pobre no puede votar porque no hace bien a su situación y los marginados y carenciados son una cantidad muy grande”.
Para el funcionario, lo que ocurrió en Tucumán “fue una campaña sucia como pocas veces se vio y se llevo a adelante de la mejor manera que se pudo», y destacó que en Chaco «la oposición con mucha estatura y con seriedad reconoció el resultado en forma inmediata”.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí