Macri junto a Niembro

El PRO le soltó la mano a Fernando Niembro y espera «un gesto» del comentarista deportivo para tacharlo de la boleta bonaerense. «No le vamos a pedir que se vaya ni que baje su candidatura, pero cada uno tiene sus decisiones personales. Si decide bajarse respetaremos su decisión«. El mensaje proviene de uno de los funcionarios más cercanos al jefe porteño Mauricio Macri, que sigue al detalle la evolución del «caso Niembro».

El de ayer no fue un día cualquiera. Se cumplieron las primeras dos semanas desde que este diario comenzó a revelar una incómoda trama para el PRO: el doble papel de su primer candidato bonaerense. En su carácter de proveedor estatal, según reveló Tiempo Argentino, ya suma casi $ 28 millones en sendas facturaciones de las empresas La Usina Producciones y la Escuela Superior de Ciencias Deportivas.

ElPRO no mostró ni uno de los 192 contratos que suscribió con La Usina y el rebote del caso desbordó el eje «legal- ilegal» que el oficialismo porteño intentó instalar desde el primer momento.

Tan incontenibles fueron las consecuencias del escándalo, que los dirigentes del PRO se desayunaron ayer con sendos editoriales en los diarios de mayor circulación –y de trato más amable para con ellos-. Ambos reclamaron un renunciamiento a Niembro.

Para peor, la lista de macristas «rebeldes» creció, y se transformó en un fenómeno de desobediencia interna, que ya puso en tela de juicio la autoridad y el liderazgo de Macri para controlar la crisis y blindar a Niembro.

«Aunque no tenga responsabilidad directa, Macri tiene una responsabilidad política que no debiera rehuir. (…) Un país cambia con pequeños gestos que cuando se suman son grandes gestos. Acá no hubo suma. Sino resta», declamó Clarín. «Un paso al costado: la renuncia a la candidatura. (…) Esa es la decisión ética que se espera de Niembro», puntualizó La Nación.

Un frente interno en crisis

En el PRO no todo es tan sencillo. «En principio te diría que no se baja, vamos a seguir bancándolo. Pero puso su renuncia a disposición de Macri», confesó uno de los laderos del alcalde. «Sabemos que la está pasando mal, que está muy deprimido», confiaron desde Parque Patricios ante las consultas de Tiempo.

-¿Analiza la posibilidad de renunciar a la candidatura?
-No lo decidió, pero lo pensó. No creo que los bonaerenses dejen de votar a María Eugenia (Vidal, candidata a gobernadora) por Niembro. Pero otra cosa es lo que Fernando decida.

Aunque otro influyente operador político del partido amarillo ató el devenir del candidato al oráculo de los sondeos. «La decisión final será cuando tengamos un estudio concreto del impacto del caso y eso no lo tenemos todavía. Eso sí, no descarto que lo gatillen, que lo hagan renunciar. Ahora hay muchas más posibilidades que ayer y estamos esperando una encuesta concluyente«, explicó la fuente.

La bronca también alcanza a los socios del PRO dentro de Cambiemos, la alianza integrada por la UCR y la Coalición Cívica y otros partidos menores.

«Hoy no elegiría a Niembro como diputado», embistió desde la zona norte Gustavo Posse, candidato a la re-reelección en la Municipalidad de San Isidro. «La palabra de Posse digamos que no es muy gravitante. Otra cosa es la decisión personal de Fernando. Si se va, entra el segundo», se atajó el funcionario que pasa sus días anclado en Parque Patricios.

Fuera de las fronteras amarillas, Elisa Carrió rompió el silencio y pasó factura. «Hice un esfuerzo terrible por la unidad y la estrategia de Cambiemos. Propuse una lista impecable e intachable, pero no pudo ser«, se quejó antes de reclamar una «decisión» del presidenciable de Cambiemos: «Macri es el líder del espacio y el que debe tomar una decisión». Y soltó otro dardo, en este caso al FPV. «Los que se sorprenden con Niembro no se sorprendieron con (el empresario santacruceño) Lázaro Báez», chicaneó.

Los cuestionamientos no dejan de ser corrosivos para el futuro del PRO. Pero, en parte, desde ese partido, anticipan un escenario de desgaste que, si ocurriera pocos días antes de octubre, tendría graves consecuencias. En la mesa chica creen que aún es controlable.

Massa: «Debería devolver la plata»

En uno de sus raids proselitistas, Sergio Massa sostuvo que Fernando Niembro «debería devolver la plata» en caso de que se compruebe que los contratos millonarios y secretos que recibió del gobierno porteño respondieron a actos de corrupción.

«No es sólo para esta situación, además de que se tiene que probar», dijo el candidato presidencial de UNA. Y agregó: «Lo digo en general, porque sino terminamos discutiendo nombres, cuando acá lo que hay que hacer es cambiar el sistema con el fin de poder castigar en vez de lamentarnos, y a la vez, recuperar el dinero.»

Massa aprovechó la ocasión para promover su proyecto de ley, al que Felipe Solá llamá «devolvé la plata», que le da al Estado la chance de recuperar los dineros públicos si alguno de sus funcionarios no puede demostrar el origen de su patrimonio.

El lider «renovador» pidió «castigos» para casos como el que involucra a Niembro.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here