Funcionarios del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se presentarán en la Comisión de Desarrollo Económico de la legislatura porteña para exponer sobre el proyecto de ley que impulsa Mauricio Macri buscando la venta, en algunos casos y la concesión en otros, de varios espacios que pertenecen a la ciudad.

Uno de ellos es el complejo que se encuentra en Recoleta, Buenos Aires Design, que en la actualidad esta concesionado hasta el 2018 por una sociedad que tiene como accionista mayoritario a IRSA.

Se trata de un shopping de 25 mil metros cuadrados con 57 locales, dos centros de eventos, 168 cocheras y terrazas donde funcionan restaurantes. Este grupo empresario explota desde hace 22 años el lugar, y solo le paga a la Ciudad de Buenos Aires en la actualidad el irrisorio monto de 47 mil pesos mensuales.

No es el único inmueble que la ciudad alquila a precios insólitamente bajos. Un ejemplo grotesco es lo que sucede con el Complejo Costa Salguero, que cuenta con 17 hectáreas y 23 emprendimientos entre los que se encuentran hoteles, discotecas y salones de eventos, por lo que se abona un canon de $ 170 mil pesos mensuales. Más grosero aún es lo que sucede con el estacionamiento para mil autos, ubicado a un lado del Hipódromo de Palermo, que explota una sociedad liderada por el empresario Cristóbal López.

Desde 2002 no le paga ni un peso a la ciudad.

En 2008 hubo una autorización judicial para el desalojo y la recuperación de este lugar, pero el gobierno porteño no implementó nunca un operativo para llevar adelante esa medida.

En la reunión que este lunes se desarrollará en Perú 130, los funcionarios macristas le explicarán a legisladores propios y de la oposición, porque promueven la venta de Buenos Aires Desing. Argumentarán la necesidad de obtener fondos para la compra de inmuebles en la zona sur que serán destinados a la proyectada Ciudad Judicial. La legislatura, hace dos años, promulgó una ley autorizando la venta de otros 15 inmuebles para este destino. Desde el PRO explican que la recaudación por la venta de esas propiedades no alcanza para concretar el polo judicial.

Liquidar el coqueto shopping de la Recoleta no es la única propuesta que plantea Mauricio Macri en el final de su mandato como Jefe de Gobierno. Sus funcionarios también llevan en carpeta varias propuestas que contemplan desprenderse de tierras o inmuebles que pertenecen a la Ciudad.

A saber: 1) Propondrán la rezonificación del Autódromo de Buenos Aires, ubicado en Villa Lugano, para avanzar con una concesión por 30 años, a través de un fideicomiso que contempla la construcción de un hotel cinco estrellas y un complejo comercial. 2) Plantearán también la rezonificación y venta de una franja de tierra que actualmente utiliza el Tiro Federal Argentino, en Nuñez, para ser utilizada en un proyecto inmobiliario. 3) Impulsarán la concesión por 30 años del Centro de Exposiciones y Convenciones, de 18 mil metros cuadrados, ubicado en el predio de Avenida Figueroa Alcorta a un lado de la Facultad de Derecho.

Para la aprobación de estos proyectos el oficialismo debe lograr, al menos, la voluntad de 40 de los 60 diputados que tiene el parlamento porteño. Para cada propuesta se necesita sancionar una ley de doble lectura, con audiencia pública incluida.

El PRO está obligado a acordar con el interbloque del FPV o con la Alianza ECO para poder hacer realidad estas propuestas. Los sondeos previos realizados por este cronista auguran enorme dificultad para reunir los votos que se necesitan para que los proyectos pasen exitosamente por el tamiz parlamentario. Aunque la realidad puede ser tan cambiante como las negociaciones mismas.

En período pre-electoral la confrontación manda y será difícil un acuerdo, pero definida la elección presidencial el panorama será distinto dependiendo, claro, del resultado.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here