Desde el bloque de diputados y diputadas nacionales del Frente de Todos exigieron a la Corte Suprema de justicia que arbitre los mecanismos necesarios para otorgar un plazo de 90 días al Congreso de la Nación, a los fines de cumplimentar el trámite parlamentario del proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura, que tiene media sanción del
Senado de la Nación.

Así como la Corte tuvo 1.577 días para estudiar el expediente sobre la constitucionalidad de la conformación del Consejo de la Magistratura (prevista por la Ley 26.080) es de absoluto sentido común que podamos contar con un plazo razonable para poder legislar sobre una nueva conformación. Asimismo, consideraron de enorme gravedad institucional que amparados en una legislación derogada en febrero de 2006, por una ley del Congreso – el Presidente de la Corte Suprema de Justicia asuma la Presidencia del Consejo de la Magistratura, asumiendo facultades legislativas que están expresamente prohibidas al Poder Judicial.

«Hay una alternativa para encauzar institucionalmente el tema. La Corte Suprema tiene la posibilidad de generar las condiciones para
hacerla realidad», concluyeron.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí