Cristina se vacunó contra el coronavirus con la Sputnik V

La vicepresidenta lo dio a conocer en sus redes sociales. Agradeció "al personal de salud por el enorme esfuerzo que están haciendo en esta pandemia".

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, recibió la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus en el Hospital Presidente Perón de Avellaneda.

Cristina lo confirmó con dos fotos a través de su cuenta de Twitter: «En el Hospital Presidente Perón de Avellaneda, vacunándonos con la Sputnik V. Haciéndolo, no solo me estoy cuidando, sino que también cuido a los demá».

Y además agradeció «al personal de salud por el enorme esfuerzo que están haciendo en esta pandemia».

La ex jefa de Estado se sometió a la inoculación de la dosis cuatro días después de que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizara el uso y diera certificación de bioseguridad a la vacuna rusa para mayores de 60 años, siguiendo así los pasos del ministro de Salud, Ginés González García, y del presidente Alberto Fernández, quienes también se vacunaron.

En su publicación, Cristina Kirchner dos fotos: una primera imagen en la que recibe la inyección en su hombro derecho, y una segunda en la que muestra el certificado de vacunación.

En ambas fotografías se la ve con un tapabocas que exhibe un icónico abrazo de ella con Néstor Kirchner.

La ex presidenta, que cumplirá 68 años el próximo 19 de febrero se dio la vacuna cuatro días después de que la ANMAT diera cuenta a través de un informe que la vacuna Sputnik V «se encuentra en un margen aceptable la seguridad, inmunogenicidad y eficacia». 

La demora de este informe, que ocasionó que los profesionales de la salud y altos funcionarios del Estado mayores de 60 tuvieran que aguardar unos días para aplicarse la dosis, había generado suspicacias, especialmente en la oposición, sobre la efectividad y seguridad de la vacuna de origen ruso. 

El primer adulto mayor de 60 en administrarse la vacuna fue el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, de 65 años. 

Ese mismo día el gobernador Axel Kicillof y el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, se dieron la segunda dosis de la vacuna. 

Al día siguiente Alberto Fernández, de 61 años, se aplicó la primera dosis y así se convirtió en el primer presidente de Latinoamérica en aplicarse una vacuna contra el coronavirus.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here