Funcionarios del Gobierno y figuras del entorno de la vicepresidenta CristinaKirchner salieron al cruce de las declaraciones de dirigentes de la oposición sobre el crimen de Fabián Gutiérrez y las calificaron como «una bajeza».

Luego de que la coalición opositora Juntos por el Cambio relacionara el asesinato del ex secretario de Cristina Kirchner con su condición de testigo «arrepentido» en la causa de los cuadernos, funcionarios como el secretario de Justicia, Juan Martín Menna, y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, respondieron.

Menna, hombre cercano a la ex mandataria, sostuvo en declaraciones radiales que «la irresponsabilidad de funcionarios del gobierno anterior no reconoce límites» y agregó: «Hacer conjeturas y esa inmediata vinculación política habla de la bajeza personal. Es vergonzoso».

Por su parte, Rossi se expresó a través de Twitter, donde manifestó: «Muchas veces dije que las diatribas, insultos, mentiras y descalificaciones a Cristina Kirchner eran/son solamente comparables con las que (Juan Domingo) Perón sufrió después de 1955. Hoy se escribe un nuevo capitulo. Ante la infamia delirante y agresiva, Cristina recoge el amor de su pueblo».

En tanto, el interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, Aníbal Fernández se quejó por las mentiras de Graciela Ocaña, quien aseguró que Gutierrez era parte del Programa de Testigos Protegidos.

A las respuestas se sumó también la directora de Asuntos Jurídicos del Senado y abogada de confianza de la vicepresidenta, Graciana Peñafort, quien combinó una cronología del caso con críticas a las conjeturas de la oposición y sobre el crimen.

«Encontraron su campera, rastros de sangre, su celular y su billetera. Siguieron buscando. Mientras tanto algunos irresponsables de la oposición salieron a asegurar que lo habían matado por ser arrepentido de cuadernos y que se trataba de un testigo protegido», sostuvo Peñafort.

Tras señalar que Gutiérrez no era testigo protegido (como informó también el Ministerio de Justicia), Peñafort agregó: «Todo tan mentira, y ellos emocionados de tener una nueva muerte a la cual montarse para hacer politica. La necropolitica que hacen personajes del PRO. Delezanble y abyecta».

Además, la abogada remarcó que «los cuatro implicados ya reconocieron la autoría de crimen» y que «uno de ellos parece haber sido su pareja», tras lo cual señaló: «Delito por motivos sentimentales y económicos. Eso si, los militantes del odio y la mentira, jamas se disculpan».

Gregorio Dalbón, otro de los abogados de la vicepresidenta, también salió al cruce de la elucubraciones en Twitter y sostuvo que «da vergüenza ajena que mencionen a Cristina Kirchner».

«La siguen haciendo grande. Las difamaciones nos hicieron volver. Todavía no pueden creer que Cristina, un teléfono, un libro y un hombre, los dejó en el escenario muertos mandándonos a dormir. El odio agiganta al peronismo», escribió el abogado, junto con una foto de Mahatma Gandhi.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here