Cacerolazos para protestar y reclamar la renuncia del presidente Jair Bolsonaro se escucharon durante una hora en las principales ciudades de Brasil, en repudio a la conducción de la crisis sanitaria y económica surgida por la pandemia del coronavirus Covid-19.

Las principales protestas ocurrieron en las ciudades de San Pablo, Río de Janeiro, Brasilia, Salvador, Fortaleza, Natal, Belo Horizonte y Porto Alegre.

Las manifestaciones ocurrieron durante la cuarentena autoimpuesta por los vecinos ante la falta de comando del gobierno federal al respecto hasta el día de hoy, cuando se instaló un comité de crisis y fueron anunciadas medidas económicas.

Los cacerolazos comenzaron cuando Bolsonaro hablaba por televisión enviando al Congreso un pedido para establecer el estado de calamidad, que permite al gobierno ampliar el gasto público y el déficit fiscal.

Luego de las protestas que duraron más de una hora, llegó la voz de los bolsonaristas convocados por el propio presidente a hacer un cacerolazo a partir de las 21, aunque con duración menor bajo el lema «Fuera Izquierda» y «Fica Mito» (quédate mito). 

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here