«En 2018, cuando se conocieron los primeros despidos, Apyme apoyó y difundió la lucha de los trabajadores, quienes resistieron los embates de una política que destruyó el trabajo y la industria nacional», sostuvo la entidad en un comunicado.

La decisión del gobierno de Alberto Fernández, sostuvo la Apyme, «es coherente con un fuerte cambio de prioridades para poner en marcha la economía mediante un Estado activo, que promueve la recuperación del consumo interno y del entramado productivo nacional».

La Apyme dijo que «las medidas de fortalecimiento del sistema nacional de Ciencia y Técnica son necesarias y bienvenidas» y deben vincularse «con las políticas productivas, en particular las destinadas al sector de las pequeñas y medianas empresas en todo el país.» 

La entidad sostuvo que «en articulación con las Pymes y la industria local, el INTI debe convertirse en un actor fundamental» para lograr «la obtención de divisas, fundamentales en la actual coyuntura, generando el conocimiento necesario para sustituir importaciones y lograr exportaciones con valor agregado».

El comunicado firmado por los directivos Eduardo Fernández (presidente), Julián Moreno (vicepresidente) y Juan José Sisca (secretario), dijo que «el INTI, como brazo tecnológico de la industria nacional, es fundamental para la recuperación de un proyecto de país con desarrollo autónomo e inclusivo, que apunte al crecimiento con equidad, la generación de empleo genuino y la mejora en la calidad de vida de toda la población». 

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here