El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó este miércoles que ganó las controvertidas elecciones del domingo y denunció que está en marcha un intento de “golpe de Estado” en el país.

En una conferencia de prensa desde La Paz, agradeció a los bolivianos su “cuarta victoria consecutiva” conseguida “democráticamente”, y dijo estar “seguro” de ser vencedor en primera vuelta gracias al voto “rural e indígena”, aunque manifestó ser respetuoso del informe oficial que presentará el Tribunal Supremo Electoral en las próximas horas.

Mientras tanto, el recuento oficial de votos llega a casi el 97 por ciento, con un 46,49 por ciento a su favor y un 37,01 para el opositor Carlos Mesa. Este porcentaje sitúa al mandatario boliviano a solo un 0,52 por ciento de votos para evitar una segunda vuelta, ya que requiere al menos 10 puntos de diferencia con el segundo.

“Quiero saludar y agradecer por este nuevo triunfo. Ganamos en seis departamentos, tenemos mayoría absoluta en diputados y senadores“, aseguró Morales en su primera aparición pública desde el domingo.

También ganamos por más de medio millón al segundo opositor“, agregó el presidente boliviano, en lo que un “gran triunfo”.

En otro tramo de su alocución, en la que no hubo preguntas de los periodistas, el presidente de Bolivia se refirió a sus tres mandatos presidenciales: “En este proceso hemos garantizado el crecimiento económico, la paz social, la unidad del pueblo y la justicia social, cierta igualdad entre bolivianos y bolivianas. Por eso nuestro proceso es imparable“.

Además, el mandatario denunció que “está en proceso un golpe de Estado” por parte de la “derecha con apoyo internacional”.

Cronología de las protestas en Bolivia, que comenzaron el domingo 20 de octubre tras un polémico recuento de votos en la 1ª vuelta de las elecciones. Crédito: AFP / AFP.
Cronología de las protestas en Bolivia, que comenzaron el domingo 20 de octubre tras un polémico recuento de votos en la 1ª vuelta de las elecciones. Crédito: AFP / AFP.

“Quiero que sepa el gobierno boliviano y el pueblo entero, (que) hasta ahora aguantamos con paciencia para evitar violencia. No hemos entrado en la confrontación y nunca lo haremos. Pero quiero decir al pueblo boliviano: estado de emergencia y movilización pacifica para defender la democracia”, afirmó Morales.

“El golpe de Estado se expresa en no dejar realizar el conteo y en la quema de las instituciones. No estamos en tiempos de colonia ni monarquías para designar presidentes“, agregó el presidente, al acusar a los opositores de obstaculizar el recuento de votos con actos violentos como la quema de distintas sedes del órgano electoral y de locales de campaña de su partido, el Movimiento al Socialismo.

Asimismo, hizo un llamamiento a la población a “organizarse y prepararse” para “defender la democracia” que “ha costado sangre para recuperar”.

Manifestaciones en La Paz, Bolivia, el 22 de octubre. Crédito: REUTERS/Manuel Claure.
Manifestaciones en La Paz, Bolivia, el 22 de octubre. Crédito: REUTERS/Manuel Claure.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here