Cristina Fernández y Claudio Bonadío

Mientras el país camina a por la cornisa con el dólar que se disparó durante la jornada y el riesgo país por encima de 1000 puntos básicos, la justicia busca echarle una mano al gobierno y distraer la atención de la sociedad, en pleno pánico por la cirsis que se vive.

Em ese marco, el juez federal Claudio Bonadio amplió hoy el procesamiento con prisión preventiva a la ex presidenta Cristina Kirchner en la causa por los fotocopias de los cuadernos por otros cinco casos de cohecho, y elevó el embargo en su contra a 80 millones de pesos.

En la misma resolución amplió los procesamientos del detenido ex secretario de Coordinación del ex Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta, y otros procesados en la causa, como el también empresario Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, quien está en prisión.

Bonadio decidió «ampliar el procesamiento» de la senadora nacional por otros cinco episodios de «cohecho pasivo» como coautora, que se sumaron a los hechos por los que ya fue procesada.

También dispuso mantener la prisión preventiva impuesta a la ex presidenta cuando quedó procesada por primera vez en la causa, el 17 de septiembre del año pasado, «que se hará efectiva cuando el Senado de la Nación apruebe su desafuero, o bien, cuando cesen sus fueros». Además amplió el embargo a 80 millones de pesos.

La decisión recayó además sobre Baratta, el ex jefe del remisero autor de los cuadernos de la corrupción, Oscar Centeno.

En el caso del ex funcionario del ex Ministerio de Planificación Federal, su embargo quedó fijado en 50 millones de pesos.

Los cinco hechos se desprenden de los escritos de Centeno y refieren a otros cinco pagos de sobornos atribuidos a empresarios de la obra pública.

En lo referido a la ex presidenta, el magistrado sostuvo que el «desconocimiento de los sucesos que fue alegado en su presentación se vuelve más inverosímil aún si se tiene en cuenta que el destinatario del dinero recolectado en el ámbito del ministerio señalado era el secretario privado de la Presidencia, y este era entregado, principalmente, en un domicilio de su propiedad (Uruguay 1306, de esta ciudad), como también en la Quinta Presidencial de Olivos».

La ex presidenta deberá notificarse en persona de esta decisión cuando regrese de su viaje a Cuba, advirtió el juez en el fallo.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here