Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela

El gobierno venezolano reiteró anoche que Nicolás Maduro jurará como presidente el próximo jueves y rechazó el aliento a un «golpe de Estado» que atribuyó a la declaración del Grupo de Lima, que horas antes había instado al mandatario chavista a no asumir otro mandato.

«El próximo 10 de enero el presidente Nicolás Maduro tomará posesión legítima y constitucional de la Presidencia de la República para el período 2019-2025, en perfecta sintonía, en tiempo y en forma con lo establecido en la Constitución», dijo al leer un comunicado ante los medios públicos el canciller Jorge Arreaza.

El Grupo de Lima, conformado por representantes de 14 países, pidió ayer a Maduro que no jure el cargo que ganó con amplio margen en los cuestionados comicios de mayo pasado, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerar que no había garantía para una elección justa.

Además, el grupo instó a Maduro, cuya legitimidad no reconocerá desde el 10 de enero, a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera, de forma provisional, el Poder Ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones, reseñó la agencia EFE.

Al leer el comunicado, Arreaza tachó como «extravagante» la declaración del Grupo de Lima y consideró que alienta «un golpe de Estado en Venezuela», un hecho que, señaló, no tiene «parangón en la historia de la región».

Asimismo, denunció que el texto del Grupo de Lima se acordó tras recibir «instrucciones del gobierno de Estados Unidos a través de una vídeoconferencia».

En ese sentido, Venezuela alertó que «sabrá responder a la luz del principio de la reciprocidad a las sanciones que individualmente decida tomar cada Gobierno (del grupo de Lima), en la proporción correspondiente (y) en el terreno que cada uno escoja».

Arreaza agregó al finalizar la lectura del comunicado que ha recibido mensajes de dirigentes de la oposición venezolana -que casi en pleno ha dicho que desconocerá a Maduro si jura un nuevo mandato-, «expresando su incomodidad» por la declaración del Grupo de Lima.

«El mundo entero será testigo de la toma de posesión del presidente Nicolás Maduro (…) y nada ni nadie, ni mucho menos el imperialismo, como tigre de papel, podrá impedir que eso ocurra», dijo.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here