Luego de publicar el protocolo que avala la utilización de las armas de fuegos sin miramientos para las fuerzas de seguridad, ahora Bullrich se quejó porque los uniformados no utilicen sus armas.

“Si un policía tiene un arma y no puede usarla, estamos en el peor de los mundos porque no se protege él ni a la ciudadanía”, largó la Ministra.

Algo que puede sonar a un aval a la utilización de las armas de fuego por parte de los uniformados. Las políticas de mano dura se siguen escuchando en el relato del macrismo en lo que se relaciona con la policía.

Lo que queda claro es que desde el Gobierno el aval no es casual, sino que la represión es una política de Estado desde el primer momento del Gobierno de Macri.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here