El gobierno se prepara para bajar otra vez las jubilaciones

El Gobierno comenzó a tantear una fórmula para desindexar las jubilaciones, uno de los mayores rubros del gasto público. Lo haría por decreto, sin aprobación del parlamento.

Otra vez se cargan a los jubilados

Un articulo publicado en el gran diario argentino advierte que el gobierno busca poner nuevamente en discusión la cuestión provisional. Sucede que de cara al 2019, donde Mauricio Macri buscará reducir al máximo posible el gasto para cumplir con las metas fiscales, la tijera tiene que elegir sus camino y decidir por donde pasa. Por este motivo, el Gobierno puso en la discusión con las provincias, la propuesta de un nuevo cálculo del aumento a las jubilaciones.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Austeridad? Vidal dilapida $17 millones en alquilar fotocopiadoras

Esto lo advirtió el diputado nacional Leopoldo Moreau a través de su cuenta de Twitter al afirmar que «el gobierno de Macri se prepara para cambiar otra vez hacia la baja la formula de actualizacion de las jubilaciones y pensiones. Estan pensando en hacerlo con un DNU», dijo

Sin embargo, Ignacio Zuleta amplió la iniciativa y la plasmó en papel. La propuesta avanza en un formato que desindexe las jubilaciones y las desenganche de la inflación, algo que quedó contenido en la última reforma del sistema previsional, la que produjo una fórmula de actualización que sumaba a esa indexación a millones de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.

En las conversaciones sobre una nueva fórmula, también son desacoplados de la actualización por inflación. Los delegados de las provincias escucharon esa posibilidad como la que más efectos puede tener en la reducción del gasto de la Nación.

Los que representan a distritos de la oposición son más que escépticos sobre el trámite que tendría, en el Congreso, una nueva reforma previsional a la baja. La mayoría admite entender que un sistema previsional que se actualiza por inflación es una indexación fatal de buena parte del gasto nacional, pero también reconocen que ningún partido ni dirigente — oficialista u opositor — querrá levantar la mano para una ley que repita el debate de la última reforma, que se logró por un acuerdo entre el oficialismo y el llamado peronismo racional. Sin embargo, otro camino podría ser hacerlo mediante decreto, algo que le haría pagar todo el costo al gobierno y no a los legisladores

Así y todo, es previsible que la inicitiva oficial sea tan o mas resistida que en la última oportunidad, donde fuera del Congreso se desató una batalla campal.

Para el Gobierno pagar el costo de una reforma así es un detalle menor después de echarse en brazos del FMI. Lo hizo por necesidad extrema de gobernabilidad, la misma que lo movió a ofrecer este camino de manera informal. “Lo estamos discutiendo”, le admitió a Zuleta uno de los ministros que participa de ese concilio.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here