Dujovne: Inflación, Lebacs y dólar… se va todo al demonio

En medio de un clima de euforia por el acuerdo con el FMI y tras ser recategorizados a Mercado Emergente, el ministro de Hacienda fue a la tele, pero lo que dijo dejó mayor preocupación.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne brindó anoche una entrevista al canal TN. Fue el coroloario de un día de euforia en el gobierno por la aprobación del Stand By con el Fondo Monetario, que garantiza un primer desembolso de 15 mil millones de dólares y por la recategorización a Mercado Emergente que otorgó el índice MSCI.

Sin embargo, durante la charla que mantuvo con el periodista Marcelo Bonelli, el superministro dejó algunos conceptos más que preocupantes.

Según Dujovne, “en el primer trimestre la economía estaba creciendo al 3,6% interanual con la inflación creciendo al 18%. Luego tuvimos una sucesión de hechos: la sequía, que nos restó un punto y medio de crecimiento para el año, la suba de los precios del petróleo y, también, un shock externo provocado por la suba de la tasa de interés… y eso nos tomó sin haber terminado de corregir los problemas heredados”.

“Vamos a pasar un par de trimestres complicados, pero vamos a atravesar esta combinación de factores sin romper todo, sin apelar a cepos de distinto tipo, controles, impuestos de distinto tipo”.

 

Respecto de la inflación, que está fuera de control y luego que gobierno abandonó las metas que había trazado en diciembre pasado, el titular de la cartera de Hacienda dijo que “En la Argentina estamos todavía muy dolarizados y cuando se mueve el tipo de cambio se traslada más a precios que en otros países”.

“Bajar la inflación nos llevó más tiempo del que teníamos previsto y lo reconocemos. No es fácil normalizar los precios de los servicios públicos”.

Las nuevas metas de inflacion, de acuerdo al memorándum firmado con el Fondo: “27% para este año y 17% para el año que viene. Si uno se para a mirar de aquí a 12 meses, seguramente estamos más bien en niveles de 20% o 21%”.

Lo cierto es que la carta de intención con el organismo multilateral contempla un margen de más-menos 5%, con lo que se prevé una inflación del 32%, con paritarias cerradas en el 15, con lo que el salario perderá muchísmo poder adquisitivo.

Ante la pregunta de si se viene un período de estanflación, respondió: “Sería necio no reconocer que vamos a tener más inflación y menos crecimiento que el que pensábamos tener antes del episodio de abril, pero también creo que este año vamos a crecer”.

Pero el ministro no terminó allí, también reconoció que la bomba de Lebacs que armó este gobierno fue un error que ahora hay que arreglar. “Cumplieron un rol. De todo se aprende y hay lecciones que debemos tomar”, dijo.

“Estamos dando solución también al tema de las Lebac. Tenemos la idea de bajar u$s 3000 millones de Lebac por trimestre, lo que llevaría a que en la segunda mitad del año que viene solo haya Lebac en poder de los bancos”.

Y como frutilla del postre, se refirió a las desproporcionadass tasas de corto plazo que fijó Luis Caputo en su debút al frente del Banco Central. «Son tasas en modo turbulencia. En la medida en que las vamos superando, lo que va a ir pasando es que el Banco Central va a tener herramientas para avanzar”.

Aunque intentó bajarle el precio al remarcar que “es la tasa de corto plazo; el lunes (pasado) emitimos un bono al 26%, que ajustada por inflación es una tasa razonable». 

El dólar, que fue la madre de todas las batallas para el desmantelado equipo económico, también fue un tema central en la entrevista en el programa A Dos Voces. La divista que supuestamente flota libre -siempre flota para arriba- tuvo su momento y Bonelli le preguntó si va a bajar.

“No lo sabemos, -respondió Dujovne- porque el tipo de cambio flota, pero uno de los elementos (que impacta en los mercados) es la confianza y hoy la Argentina tiene la confianza de la comunidad internacional y eso debería reflejarse en las variables”.

“Sin dudas vamos a un escenario de menor volatilidad (del dólar). Parte del dinero que ingresa del FMI la vamos a tener que ir convirtiendo a pesos paulatinamente en licitaciones porque necesitamos usarla para cubrir gastos internos en pesos. No es política cambiaria, pero eso va a generar una oferta de divisas”.

La realidad marca que quienes van a sufrir más el ajuste que se viene en la segunda parte del año -ya venimos de uno fuerte, pero ahora se profundizará- son los sectores productivos, como pymes, industria y comercio; y asalariados y jubilados , que verán desecho su capacidad de compra e impactará insoslayablemente en el nivel de actividad.

print

1 Comentario

  1. CERRA EL ORTO SORETE Y LA REPUTA MADRE QUE TE PARIO.
    OJALA TE MATEN DUJOVNE A VOS, A MACRI Y AL RESTO DE LA PUTA BANDA DE JUDIOS TERRORISTAS DEL SIONISMO, QUE ASALTO EL PODER EN LA ARGENTINA.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here