Mauricio Macri en Tres de Febrero

El presidente Mauricio Macri ahora también se apropia de frases y emblemas del peronismo. Parafraseando «Tijo», (Luis Elías Sojit) el periodista deportivo que acuñó por primera vez la frase que pasaría para siempre a la historia del movimiento político más importante de la Argentina, «es un día peronista», solía decir cuando el sol brillaba. Tijo también dejó otra inolvidable sentencia para los seguidores del general, «Perón cumple, Evita dignifica».

Ahora, parece que Macri, envalentonado por las encuestas privadas que dan al oficialismo como un rotundo ganador de cara al 22 de octubre, que se da el lujo de cambiar ese ícono peronista y adaptarlo a los tiempos de la derecha neoliberal, «nos tocó un día Cambiemos», esbozó durante la inauguración de un emblema de su gestión, el Metrobus, esta vez en su versión en el partido de Tres de Febrero.

«Se acabó la resignación y lo que crece es la esperanza», auguró el jefe de Estado al inaugurar las obras junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, y que aprovechará para presentarse también en la provincia de Neuquén, donde pondrá en funcionamiento un puente que conecta a esa localidad con Cipoletti.

Primeramente, Macri y Vidal se presentaron en el partido bonaerense de Tres de Febrero, donde junto al intendente de Cambiemos, Diego Valenzuela, inauguraron el Metrobus que atraviesa esa localidad, sobre la ruta 8.

Allí, de excelente humor, el mandatario afirmó que «nos tocó un día Cambiemos», en alusión al intenso sol que se registró y adueñándose del emblema peronista.

El mandatario, a 16 días de las elecciones, aseguró que obras de este tipo «van a seguir sucediendo en muchos lugares de la Argentina, y será igual en cada provincia», al tiempo que destacó que «este es un paso más en construir este elemento central, que es la confianza». «Se acabó eso de prometer y no cumplir, se acabó eso de una obra como sinónimo de corrupción. Se acabó la resignación y lo que crece es la esperanza», aseguró el mandatario.

Durante el acto, el primer mandatario estableció una videoconferencia con la Puna jujeña, para anunciar el inicio de obras de una planta de paneles solares, con el gobernador Gerardo Morales y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Morales, exultante, le devolvió a Macri: «Acá en Jujuy también es un día de Cambiemos».

Seguidamente, Macri y Vidal se trasladaron a San Miguel del Monte, donde se anunció el inicio de obra de la Cuenca del Salado, en una actividad que no tuvo difusión para la prensa.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here